Potros UAEMéx Campeones

Conquistan el título del Apertura 2014 de Liga Premier y obtienen medio boleto para la final por el AscensoMX

Jorge Quintero (EnAscenso)

Aquí no hay maldiciones y supersticiones para el líder general, las Universidad Autónoma del Estado de México se coronan Campeón del Apertura 2014 de la Liga Premier con todo merecimiento, después de 15 años de su incorporación a las filas de la división por fin conocieron la gloria.

Los Potros de la UAEM redondean una extraordinaria campaña de liderato general con el título y el medio boleto para el próximo año rumbo al Ascenso, luego de doblegar 2-0 a Cimarrones de Sonora en el partido de Vuelta de la gran Final en el estadio Alberto Chivo Córdoba, para un global definitivo de 2-1.

Regreso sensacional del alma y espíritu de los Potrancos, serie que se definió hasta los tiempos extras, luego de 90 minutos cardiacos, rasposos e intensos donde en tiempo corrido sólo cayó la anotación de Juan Carlos Morales al minuto 42, la que prolongó el partido hasta estas instancias.

Cinco minutos del primer tiempo extra y el central de los mexiquenses, Marco Antonio Figueroa, se vistió de héroe con tremendo cabezazo de un tiro de esquina, levitando por los ares ante la marca de dos defensores, para meter el testarazo al fondo de las redes, el gol de la gloria eterna y del título, como sí así lo quisiera el destino para hacer justicia después de tanta insistencia.

Hace 15 años los Potros de la UAEM jugaban una final en este mismo escenario pero el ascenso a la Liga Premier, hoy el objetivo es más alto, después de tantas batallas, historias, idas y vueltas, temporadas de alegrías y tristezas, tienen en la bolsa medio pasaporte para buscar Ascenso MX. Esta fue su primera final y su primera corona en la Liga Premier.

 

ARRANQUE ESTREPITOSO

Desde el silbatazo inicial la postura de ambos equipos fue a la ofensiva, no corrían ni los cinco minutos de acción cuando Potros UAEM ponía los pelos de punta del Cimarrón con tremendo disparo de Juan Carlos Morales que apenas se iba por un costado de la caballa defendida por Gabino Espinoza.

La respuesta de los sonorenses llegó inmediatamente cuando por banda derecha Miguel Vallejo se animó también de media distancia, para poner a sudar al guardameta Eduardo Bravo, que no llegaba a ese disparo y agradeciendo a los dios del Alberto Chivo Córdoba porque se fuera apenas desviado.

La postura fue muy clara desde el comienzo, el de la necesidad era Potros y jugaría más la pelota en la zona de Cimarrones, y estos a su vez a la espera de un buen contragolpe que liquidara toda esperanza.

Con esos riesgos, los mexiquenses nunca dejaron de insistir, no tenían opción, sólo que uno de los errores fue tanta dependencia en su delantero estrella, Dante Manuel Osorio, porque por más movilidad en el área, siempre estuvo marcado por el central Fernando Martínez.

No se veía por donde los Potros podrían abrir el cerrojo defensivo de Sonora, que se defendía bien, como su principal arma en toda esta Liguilla, centro que llegaba a su área que era rechazado, sólo una genialidad podría cambiar la historia y esta llegó antes de que terminara la primera parte.

 

GOLAZO DE MORALES

De pronto, cuando el partido estaba más ríspido y pelado en medio campo, y Cimarrones firmaba el empate en el primer tiempo lo que le convenía en el global, llegó el fogonazo de Juan Carlos Morales que revivió la esperanza de la UAEM, y la explosión de júbilo en el corazón de todos los mexiquense.

El mediocampista prendió una pelota a botepronto por derecha, sacando una raya fulminante al ángulo completamente imposible para el portero Gabino, para poner el 1-0 en la pizarra al minutos 42’ y el empate global 1-1 en la serie, lo que en definitiva los reanimó para desarrollar un mejor futbol que los visitantes, que lo mejor que les pudo pasar es que terminara el primer tiempo.

CARDIACO SEGUNDO TIEMPO 

La actitud de los Potros UAEM para el segundo tiempo sorprendió por completo a los sonorenses, nunca esperaron que el ataque fuera mucho más ambicioso que en la primera parte, quizás imaginaron conformismo, como si no hubiera caído es gol del empate global, y quizás como nunca en todo el torneo, su rancho era apedreado a placer por la delantera mexiquense.

Tantas llegadas de los Potros a portería rival sin que callera la pelota en las redes hicieron que el ambiente se tornada tenso, dramático y hasta cardiaco para ambos bandos-

Dos balones en poste del mejor cobrador de Potros, Juan Carlos Morales, la atajada espectacular de Gabino en tres ocasiones, ante el disparo de Dante Osorio, contra remate de Guillermo Ochoa y finalmente el empujón de Alejando Estala como el último que se encontró la pelota.

El estratega de Cimarrones, Ángel Monares sintió los escalofríos de la derrota antes de tiempo, su equipo ya nos salía, no atacaba con mayor severidad que los propios Potrancos, así que decidió cerrar la cortina y esperar que el contragolpe fuera efectivo. Y hay que decirlo, casi le sale en la recta final.

A los Cimarrones de Sonora les anularon un gol por fuera de lugar del delantero Omar López, lo que no podían creer toda la banca incluyendo al timonel que casi le da un paro cardiaco, era el del título y de manera apretada la decisión del central se los negó

 

LOS TIEMPOS EXTRAS

Después de tantos sustos y emociones, Cimarrones prefirió apostarle a los tiempos extras, para recapitular otra estrategia que evitara la insistencia de Potros, otro manejo de partido porque terminaron el tiempo corrido con el rosario en la mano, auténticamente con Jesús en la boca.

Sin embargo de nuevo los Potros saltaron al terreno de juego como si no existiera el cansancio, sin especulaciones, atacando con fuerza y vigor la cabaña sonorense, y justo a los cinco minutos llegó el cabezazo de Marco Antonio Figueroa proveniente de un tiro de esquina para el 2-0.

Lógico y evidente que Cimarrones se volcó al frente con el último aliento, le quedaba diez minutos más, y los otros 15 del segundo tiempo extra para igualar el global, regalándonos la última jugada espectacular como broche de oro.

Ya en el último suspiro del segundo tiempo extra, cuando hasta el portero se lanzaba a rematar los tiros de esquina, el capitán de Cimarrones, Ángel Conde sacó metralla fuera del área, con el lance espectacular del portero Eduardo Bravo, como la atajada de la vida, del año, del título.

 

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios