Leyes energéticas y Mundial, debate ‘de la patada’

Por Merilyn Gómez Pozos  @MerilynGomezP

ADN/Político.- Una guerra de declaraciones y acusaciones se desató entre legisladores del PRI y del PRD, luego de que las mesas directivas de las comisiones unidas de Energía y Estudios Legislativos Primera del Senado acordaron el pasado jueves debatir cuatro dictámenes de las leyes secundarias en materia energética en siete sesiones entre el 6 y el 17 de junio.

Es decir, justo en el periodo en que se efectuará la inauguración del Mundial de Fútbol y se jugarán los partidos de la Selección Mexicana, lo que según los señalamientos de la oposición, representa una maniobra del priismo para aprobar la privatización de Pemex cuando el pueblo estará sumido en la fiebre futbolera.

En política, definitivamente no existen las casualidades. Desde su regreso a la Presidencia de la República, el PRI ha recurrido a todo tipo de argucias, haciendo uso de verdades a medias y de mentiras completas para sacar adelante las “reformas estructurales” propuestas por el jefe del Ejecutivo. Por eso resulta creíble la versión perredista, de que el senador David Penchyna, presidente de la Comisión de Energía, planeó la estrategia de aprobar la reforma energética a “espaldas del pueblo”.

La agenda aprobada en el Senado para la discusión de los dictámenes de las leyes secundarias en materia energética genera muchas suspicacias. Por ejemplo, los días 11 y 12 de junio, fecha en que se inaugurará el Mundial, se discutirán algunos de los temas más controvertidos y de mayor relevancia política: la Ley de Petróleos Mexicanos, la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, reformas a la Ley Federal de las Entidades Paraestatales y la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

Para el 13 de junio, día en que México jugará contra Camerún, está agendado un periodo extraordinario para votar las leyes que no se hayan logrado desahogar.

Entre el 16 y 17 de junio, cuando la Selección Nacional enfrentará a Brasil, se discutirá y votará el dictamen por el que se expiden la Ley de los Órganos Reguladores Coordinados en Materia Energética, la Ley de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos y las reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.

Del 23 al 28 de junio, fecha en que el Tri se jugará la calificación contra Croacia, se pretende convocar a un periodo extraordinario para someter a votación los dictámenes pendientes. Prácticamente todos los puntos de la agenda se empalman con los partidos de la Selección Nacional. Vaya coincidencia.

Los senadores priistas han insistido en que la reforma energética no debe ajustarse al tema futbolero, pero de ninguna manera se puede menospreciar el poder de convocatoria de ese deporte. De acuerdo con datos de Sport Business y Sport Business Journal, 66 millones de mexicanos presenciaron por televisión los partidos de la selección durante las dos Copas del Mundo anteriores, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010; así que hay argumentos suficientes para afirmar que la gran mayoría de los mexicanos concentrará su atención en el Mundial de Fútbol.

Sin embargo, la oposición tampoco debe rasgarse las vestiduras al denunciar que el gobierno y el PRI pasarán la reforma energética mientras al pueblo le dan pan y circo. Desafortunadamente, con Mundial o sin él, son pocos los ciudadanos interesados en los temas de trascendencia nacional.

La encuesta Cultura Política de los Jóvenes 2012, elaborada por el Colegio de México, arrojó que 32% de los mexicanos descarta contar con alguna ideología, 34% reconoce predilección por las telenovelas y menos del 1% se interesa por las secciones políticas de los diarios.

Estos datos nos demuestran que en el debate reforma energética vs Mundial se requiere mucho más que agendas amañadas, acusaciones frenéticas y cerrazón política.

Sin duda, la reforma energética es el tema más trascedente para el futuro del país y por eso las fuerzas políticas, incluida la Presidencia de la República, deben iniciar el debate profundo, abierto e incluyente para analizar, sin obstinaciones, las medidas que más favorezcan a los mexicanos. En otras naciones y en diversos temas, se han generado grandes pactos políticos de los cuales han surgido Estados fuertes, unidos y desarrollados.

Hoy requerimos que los políticos de corta visión sean sustituidos por estadistas de largo alcance.

De no hacerlo así, al país le va a ir “de la patada” con o sin Mundial.

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios