La Feria De La Plata: otra vez la misma historia

Javier Ruiz Ocampo*

Como ha sucedido en estos últimos años con la Feria de la Plata, no se cumplirá con los objetivos para la que fue instituida. Y si usted tiene todavía dudas sobre lo que aquí se afirma, ya es tiempo de que se dé cuenta de la deliberada intención de no permitir que opiniones ajenas a quienes supuestamente la organizan intervengan, lo que propicia que a última hora, se presenten en esta ciudad, y en una reunión secreta exijan que los taxqueños presenten su programación con la condición de que sea gratuita. Como estas condiciones no se cumplen, especialmente porque a quienes convocan para formar parte de este patronato apócrifo poco o nada saben de los objetivos de esta feria, de la platería y de la organización, argumentan que los taxqueños no están preparados para organizar la feria y los hacen a un lado.

Esta es la forma que han encontrado las autoridades correspondientes para excluir a los taxqueños de su propia fiesta, sin considerar que existen decenas de habitantes que si saben de platería, de ferias y de organización. Y es que el sistema antes mencionado le ha dado buenos resultados a la Secretaria de Cultura para manejar a su antojo la programación artística, programación que consume casi todo el presupuesto, porque al Concurso de Platería, de Reinas y a los Juegos Florales de la Plata, los han condenado a la indigencia, y da lástima ver a ilusas jovencitas que andan mendingando el vestido y la corona para lucir adecuadamente en sus 15 minutos de gloria, que por cierto los pasan arrinconadas en una esquina del templete el día de su coronación, y esto si bien les va, porque en los últimos años solamente son dignas de una silla entre el escaso público asistente al festejo.

Basta analizar la convocatoria del Concurso de Platería para comprobar lo anterior: si se suma los 100 mil pesos del Galardón Nacional, con los 90 mil del premio DIF, los 68 mil que importan los 4 primeros premios de 17 mil c/u, con los 60 mil de los 4 segundos premios de 15 mil c/u, la suma total es de 318 mil pesos, que es el total del dinero que se otorga a los plateros en premio por parte de la Secretaría de Cultura, ya que los 80 mil del Galardón Spratling lo otorga la Presidencia Municipal de Taxco, los 10 mil pesos del Creativo Emergente los otorga Daniel Espinosa y los terceros lugares de las cuatro categorías los otorga en plata la compañía Peñoles. En cuanto al Concurso de Juegos Florales los premios suman la cantidad de 45 mil pesos.

En otras palabras: de un presupuesto de aproximadamente 3 millones de pesos que el Congreso del Estado destina para la Feria de la Plata, solamente 363 mil se destinan a premios para los plateros y poetas. Las Reinas no merecen estimulo alguno, contrario a lo que sucedió con las reinas del Día del Platero que si se les otorgó premios en efectivo y viajes a Acapulco; en cambio más de 2 y medio millones de pesos se destinan a la Fiesta que no tiene nada que ver con la promoción, el fomento a la creatividad del diseño de platería y al estímulo del trabajo de los plateros, lo que demuestra que los objetivos fundamentales de la Feria de la Plata no se cumplen.

Qué lástima da ver a más de 10 mil plateros que día a día transforman el blanco metal en joyas que lucen las mujeres más bellas del mundo, no recibir el estímulo que merecen y que no participen en su propia  fiesta, además de percibir con tristeza que cada edición es menos importante; no sirve para promocionar turísticamente a Taxco y no se cumplen los objetivos que William Spratling fijó para realizar esta feria, ahora decretados en la Ley de Cultura vigente del Estado de Guerrero.

Más lástima da ver el enorme desprecio que han mostrado los organizadores de esta feria de la cultura de los taxqueños, que por cierto pertenecen a la Secretaría de Cultura que encabeza Arturo Martínez Núñez, y que de acuerdo a opiniones de la comunidad intelectual de Guerrero, han demostrado conocer muy poco de la cultura de los guerrerenses. Por esta razón, pocos taxqueños se prestan a la farsa de pertenecer al Patronato, formado al vapor y en donde éste, a una semana de iniciar la supuesta Feria de la Plata, no tiene siquiera la logística que permita programar y promocionar este festejo, del que no se conserva ni el logotipo que por años ha posicionado la imagen de la feria y que tiene un significado especial que seguramente desconocen los organizadores.

Lo anterior confirma que este año, será la misma historia y que la Feria de la Plata será de cobre.

 *Presidente del Consejo de la Crónica de Taxco

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios