Hablemos brevemente de las aves

Tania Hernández Ramírez

No quiero un auto mami, yo quiero unas alas.

No se puede describir al colibrí sin buscarlo, contemplarlo y descubrir su conducta. Sus colores, sus más de sesenta aleteos por segundo. Tampoco se puede hablar del gorrión sin mirar su envergadura, su vuelo, su canto, su disciplina. No se debe decir que el tordo es un simple pajarraco negro, porque detrás existe un cúmulo de vuelos y días soleados, además no hace el daño que su hermano el hombre. Por otro lado, también es parasito; se olvida de sus huevos dejándolos al cuidado de otras aves. El cuervo no saca los ojos, eso ha quedado en el romanticismo, el cuervo come lo que desechamos.

Se recomienda buscar en You Tube el cortometraje amateur “Vecinos de la ciudad”, sobre algunas aves que habitan en la ciudad de Toluca. Se recomienda leer el poema “Las aves” de José Emilio Pacheco, “Emily Dickinson. Morir no hiere tanto…” de Rosario Castellanos y Consultar “Deja la vida volar: avifauna en diferentes canciones”, de la edición 81 (27 de abril 2014) de Imagina Periódico. O bien consultar en You Tube la videoponencia “Avifauna en la lírica latinoamericana segunda mitad s XX”. Asimismo buscar “La Red de Conocimiento sobre las Aves de México”, en http://avesmx.conabio.gob.mx/

Foto: Juan Carlos Suárez Téllez, “Libre”, Ixtlahuaca, México, 2013.

Ganador de Trayectoria artística en el Premio Municipal de la Juventud Ixtlahuaca 2014.

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios