Exitoso Fandango de los Muertos

31 años de “El Fandango de los Muertos”

Un extranjero dijo alguna vez: “hace falta ser mexicano para burlarse la muerte”; tal vez seamos el único país en el mundo con una visión tan solemne y a la vez tan jocosa acerca de la calaca, la tilica, la huesuda (la respetamos y como prueba de ello le ponemos apodos)… Sin dejar de reconocer que nuestra cultura es profundamente rigurosa acerca de la muerte y de sus rituales, nunca olvidamos eso de que “Los muertos al cajón y los vinos al fiestón”. No es burla: es fiesta. A través de nuestros festejos de muertos nos preparamos, nos resignamos, reflexionamos y, de pasadita aprovechamos para armar relajo… Desmadre pues…

La tradición del día de muertos ha rebasado todo tipo de coyunturas: se ha ido enriqueciendo a lo largo de las generaciones: pasó del campo a la ciudad sin contratiempo ninguno; amalgamo la sociedad rural con la industrial; dejó atrás el pasado colonial e independista y se instaló sin ambage alguno lo mismo en el México porfirista que en el revolucionario; siempre pudo adaptarse a la época y conservar su esencia al mismo tiempo que incorporaba rasgos del presente.

Tal vez sea esa la principal aportación que “El Fandango de los muertos” hace el enriquecimiento cultural; en su trigésima primera temporada, la troupe a cargo del maestro Héctor Sánchez Díaz, regresa a interpretar el texto tan antiguo como actual de Constancio S. Suárez; vuelve a enriquecerlo y a hacerlo diferente para seguir atrayendo a un público que ya sabe lo que va a pasar y no se cansa de saberlo.

fan2

Maravillándonos con el color, el baile, el chiste, la palabra chusca y contundente, la burla implacable, la realidad presentada de tal forma cruel que no queda sino reírse de ella, este fandango nos hace morir de risa para no olvidar que alguna vez reiremos bien muertos… Esta es la forma en que este grupo de actores, bailarines, músicos y demás creadores universitarios contribuye a nutrir y a preservar para siempre, un espectáculo que sin duda ya es patrimonio cultural de la Universidad Autónoma del Estado de México, de nuestra ciudad y su entorno y de nuestro tiempo.

“Como dijo el payaso en su lecho de muerte… ¡no lo entretengo más!”, toda vez que “Al vivo todo le falta y al muerto todo le sobra” y sin olvidar que “Para todo hay mañana, menos para la muerte” sólo resta brindar por esta temporada de “El Fandango de los muertos” que alarga la tradición y que permite mantener la esperanza de que algo se dirá de nosotros en el futuro… “Buen amor y buena muerte, no hay mejor suerte”, como quien dice: “El muerte al foso y el fandango al gozo…”  Sinopsis

 

Fotos: Ramsés Mercado Valdés

 

 

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios