Deja la vida volar: avifauna en diferentes canciones

Tania Hernández Ramírez

 “Hice una pausa. Me levanté del escritorio porque reapareció frente a tu ventana el colibrí que tanto te gustaba. Si él regresó, es imposible que no regreses tú”… Cristina Pacheco 

 Qué son las aves (evolutivamente-actualidad)

Actualmente se tienen registradas 9,993 especies y se dividen en 24 grupos monofiléticos.1 Gran parte de las aves cuenta con una habilidad envidiada; pueden volar.  Diversos estudios paleontológicos aseguran que las aves descienden de los dinosauros, la teoría más difundida dice que provienen de un ancestro común, los terópodos, “dinosaurios que caminaban en dos patas. Se han hallado fósiles de ejemplares con plumas, pero el Archaeopterix, que vivió hace 150 millones de años, es el pariente común más antiguo que se conoce. Cubierto todo de plumas, poseía un par de alas que le permitían volar”. Actualmente la avestruz (Struthio camelus), es el ave más grande con más de dos metros de altura y el colibrí de Elena (Mellisuga helenae), es la ave más pequeña con 6cm.

¿Cómo es el vuelo?

El esqueleto de las aves ha tenido que adaptarse al vuelo. Algunos huesos, como los del cráneo y las alas se fusionaron para hacerlo más liviano, y en total tienen menos piezas que los vertebrados. Sus huesos son huecos y son más ligeros que el total de sus plumas. La columna tiende a ser muy móvil en la parte cervical y rígida hacía la parte torácica. Donde un hueso frontal largo y curvo llamado esternón acciona por medio de la quilla sus huesos pectorales, éstos son los que generan el vuelo. Las plumas son la característica principal del ave, ya que proporcionan su llamativo colorido, le dan protección contra el frío y el calor intenso, les permiten desplazarse fácilmente en el aire y agua y les sirven para camuflaje contra los depredadores. También la cola en algunas aves es importante ya que les permite dominar la dirección del vuelo, además de que actúan como freno al aterrizar; algunos machos la utilizan en el cortejo.

Deja la vida volar:

En las deshoras de la vida, cuando uno está consigo mismo quizá lo que relaja los ánimos es la música. Sin embargo en mi encuentro con diferentes exponentes y géneros musicales, me detuve al notar que se hace mención a diferentes aves, así como a la idea de volar y marcharse de cierta circunstancia. Mencionaré algunas especies de aves que se aluden en diferentes canciones y haré uso de la ornitología.

Paloma (Columba livia). Es una especie nativa de Eurasia probablemente domesticada en Mesopotamia en el año 5,000 a.C. su plumaje original es completamente de tonalidades grisáceas y barras oscuras en las alas. Fue introducida en América durante el virreinato y se le considera una plaga en edificios y monumentos antiguos, también transmite serias enfermedades al humano.2 Sin embargo, a pesar de ello es el ave más común en las canciones y evoca sentimientos muy profundos como en “Paloma querida” de José Alfredo Jiménez, en dicha composición expresa la pena de un amor que ha dañado y del volver a entregarlo todo. Por otro lado se muestra el amor del macho mexicano, de la cantina,  y de ese existencialismo mexicano que solo Jiménez pudo lograr. Ésta canción fue escrita a su esposa que llevaba dicho nombre. “Por el día que llegaste a mi vida/Paloma querida me puse a brindar/y al sentirme un poquito tomado/pensando en tus labios/me dio por cantar. […]Me encontraste en un negro camino como un peregrino sin rumbo ni fe/y la luz de tus ojos divinos/cambiaron mi suerte por dicha y placer./Desde entonces yo siento quererte/con todas las fuerzas que el alma me da/desde entonces Paloma querida/mi pecho he cambiado por un palomar./Yo no sé lo que valga mi vida/pero yo te la vengo a entregar/yo no sé si tu amor la reciba/pero yo te la vengo a dejar”.

En 1966 Víctor Jara realizó la composición “Paloma quiero contarte” para su esposa la bailarina y activista política Joan Turner,  mientras estaba de gira por Europa. Independientemente de ser una canción donde se extraña al ser amado, nos muestra la ideología de Jara. “Paloma quiero contarte/que estoy solo/que te quiero./Que la vida se me acaba/porque te tengo tan lejos/palomita verte quiero.[…]Como tronco de nogal/como la piedra del cerro/el hombre puede ser hombre/cuando camina derecho/palomita verte quiero”. Finalmente Violeta Parra nos muestra en “Qué dirá el santo padre”, una crítica propia del canto nuevo: “Miren como pregonan tranquilidad/cuando nos atormenta la autoridad/Que dirá el santo padre/que vive en Roma/que le están degollando/a sus palomas”.

Cuervo (Corvus corax). El cuervo común coexiste con los humanos desde hace millares de años y en algunas regiones es tan abundante que se considera una especie nociva. Una parte de su éxito se debe a su régimen omnívoro, es por ello que se le considera extremadamente oportunista, ya que se alimenta tanto de carroñas, como de insectos, residuos alimentarios, de cereales, de frutas y pequeños animales. Quizá por ese oportunismo José Cruz Camargo en “Adiós partí”, evoca al ave de alas negras que ha inspirado un sinfín de cuentos clásicos, al renunciar a una relación desgastada, de nula comunicación y caótica. “Adiós partí/ y me llevé entre otras cosas/una pizca de tu magia, un pan y una prenda con tu aroma…El autobús dejó/nuestra ciudad llorona/ y me encontraron los recuerdos entregándome a la noche como un cuervo que se va a morir. […]Adiós, mi bien/ dejé debajo de la tarde/mis deseos aún calientes/vibras de la buena suerte, una carta con mi nombre, firmada fuego y sangre/y mi fe en el amor”. Por otro lado, en “El ángel”, hace referencia a la represión que se vivió después de las elecciones de 1988. Fue escrita como protesta a la memoria de uno de sus amigos que desapareció después de una manifestación.3 “Tiempos oscuros/Un mar de gente sale a las calles/quema sus alas bajo la noche: ha muerto un ángel en la prisión. / ¿Qué hago afuera del Edén?/ ¿Quién armó este inmenso palomar?/ ¿Quién al hacerlo olvidó que somos cuervos sin hogar?/ ¿O acaso le dejamos ciego?”.

Gorrión (passer domesticus). Es una especie invasora que fue introducida por los ingleses a finales del siglo XIX a Nueva York, y se ha distribuido por toda América. El gorrión es omnívoro y se caracteriza por su canto, es la ave más común en las ciudades. “Muchacha ojos de papel/ ¿adónde vas? Quédate hasta el alba/Muchacha pequeños pies/no corras más. Quédate hasta el alba/Sueña un sueño despacito entre mis manos hasta que por la ventana suba el sol. […]Muchacha voz de gorrión, ¿a dónde vas? Quédate hasta el día/ Muchacha pechos de miel, no corras más”. Fue escrita a Cristina Bustamante la novia de la adolescencia de Luis Alberto Spinetta a finales de 1960. Es una canción sublime que habla del primer amor, de la virginidad de la adolescente amada, de la espera y desesperación de tenerle solo instantes, porque así es el amor cuando somos jóvenes: pausado y eterno. Después del breve recorrido, como dice Berta García Faet “los pájaros no tienen género ni nación”, no hay que olvidar que la caza, la introducción de mamíferos depredadores, la quema generalizada de bosques y la degradación del hábitat por los herbívoros introducidos, así como la desecación de mantos acuíferos, la demografía exacerbada y mal planeada, y la contaminación, han causado una caída catastrófica en las diferentes especies de aves que migran año con año y mata a las residentes.

Parte de la ponencia: “Deja la vida volar: avifauna en la lírica latinoamericana a partir de 1950”, presentada en el IV Coloquio Literatura Musical y Música Literaria.

Fuentes

1.-Monofilético: en filogenia, es un grupo que ha descendido del mismo ancestro común.

2.-Gerardo del Olmo, Aves comunes de la ciudad de México, p.210.

3.- Consultado en la biografía Facebook de José Cruz El real, en marzo del 2014.

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios