Ciclo-pista en Toluca, un chiste de mal gusto.

El pasado jueves 23 inicié mi trayecto al centro. Sobre avenida Morelos tome posición en un carril,  algunos autos impacientes me pitaban y uno que otro  me “aventó el auto”; terminando mis actividades emprendí el regreso por la calle de Miguel Hidalgo con esquina Mariano Matamoros tomando la Ciclo-pista donde había algunos taxis “casando pasaje”

Michelle Gaytán

Toluca, México. 25-02-2017.- La bicicleta es mi transporte favorito es rápida, practica, no contamina, su mantenimiento es económico, es buena para la salud, y no olvidemos lo divertido que es utilizarla, por eso, cada que puedo usarla lo hago. Lamentablemente la poca conciencia y educación sobre el uso de estos medios de transporte pone en riesgo a los ciclistas todos los días. En Toluca un ciclista al día se arriesga a  “mentadas de madre” por estorbar en el carril, puede ser atropellado e incluso puede sufrir robo de su bicicleta al  no existir espacios seguros donde estacionarla.

Cuando me enteré del proyecto Ciclo-pista en Toluca me entusiasme. El uso de la bicicleta como medio de transporte efectivo al fin estaba planteándose como solución a los problemas de transporte público, desorden vial y contaminación, lo vi como el primer paso hacia el respeto y valoración del uso de formas alternativas de transporte. Debo aceptar que fui ingenua, ya que al día de hoy la Ciclo-pista parece servir únicamente para adornar los informes de los presidentes municipales, pues no hay una sola ocasión en la que este despejada.

El pasado jueves 23 inicié mi trayecto al centro. Sobre avenida Morelos tome posición en un carril,  algunos autos impacientes me pitaban y uno que otro  me “aventó el auto”; terminando mis actividades emprendí el regreso por la calle de Miguel Hidalgo esquina con Mariano Matamoros tomando la Ciclo-pista donde había algunos taxis “casando pasaje” a la mitad de la misma. Al pasar la calle Nicolás Bravo dos taxis ocupaban el carril completo, con gestos y malas caras se movieron al pedirles que me liberaran el paso. Cruzando Vicente Villada me topé con cuatro vehículos más. Quienes enojados y algunos violentos, —un señor se bajó del auto para tratar de intimidarme— se movían a los pocos minutos de pedirles el paso; cuando llegue a Hidalgo casi esquina con Melchor Ocampo me encontré con tres autos estacionados justo enfrente de las tortas “La Vaquita Negra”, — uno de los autos pertenecía al dueño del negocio y los otros dos a los albañiles encargados de las restauraciones del local — pase casi media hora pidiéndoles el paso y me tocó escuchar como el dueño  ordenaba a sus empleados martillar más fuerte para callarme , asimismo observe su arrogancia y cinismo hasta que finalmente accedieron  a moverse.

Se debe destacar que lo anterior sucedió mientras tres policías hacían su ronda en la Alameda y  observaban a lo lejos mientras les gritaba, chiflaba y hacía señas. Fue hasta que una señora que pasaba al lado de mi dijo: — ¡Uy, estos ni van a hacer nada! — que me rendí. Al final, me acerque a los policías para pedir sus nombres para denunciarlos por no acudir, primero se negaron y se justificaron diciendo —Es que debió venir hasta donde estábamos nosotros. / Pues es que para que chifla, ni que estuviera en el barrio. / Lo que pasa es que nosotros sólo tenemos que vigilar lo de esta cuadra. / Le vamos a llamar al comandante. / Es que no la vimos —.

Finalmente logre obtener los nombres de los oficiales, —no sin antes tener que dar el mío bajo insinuaciones de represalias — Sergio Castro Hernández, Luis Mora Vázquez y Omar Román Hernández. Hasta ese momento ya había perdido gran parte de mi día; había experimentado enojo, coraje, impotencia, tristeza, rabia y depresión tan rápido que incluso después de irme seguía seriamente afectada. Aquel suceso me pareció como un mal chiste, uno de mal gusto.  Sin embargo, debemos seguir usando la bicicleta, apropiarnos de nuestros espacios y  visibilizarnos. No tener miedo de exigir espacios  y como comunidad comunicarnos, apoyarnos y mantenernos unidos. #BreveBus #Librocleta

 

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios