Atrapar a Duarte

José Jaime Ruíz. SDP Noticias.

¿Por qué ha resultado tan difícil atrapar al ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte? Si acaso el Cisen y la Marina están en su persecución, ¿por qué han fallado? Joaquín Guzmán Loera, uno de los criminales más buscados del mundo, fue atrapado después de cinco meses, ¿cuántos meses lleva prófugo Duarte? ¿Cinco? Se comprende que el Chapo, un delincuente experto en huir, haya sido extremadamente escurridizo, ¿pero Javier Duarte, a quien se le conocían sus conexiones, sus negocios familiares y propiedades en México y el extranjero? ¿Es más hábil un exgobernador que quien fue el criminal más buscado del mundo?

Javier Duarte, como una muestra más de la putrefacción del sistema político mexicano, ya redimensionó las elecciones de Veracruz y del Estado de México –Coahuila es otro asunto, donde se vota por el malo por conocido, a pesar de sus tropelías– porque el tema central seguirá siendo la corrupción. Andrés Manuel López Obrador es un candidato adelantado, para él el 2017 es ya el 2018, por eso su insistencia en las elecciones de Veracruz y su enfrentamiento con el gobernador Miguel Ángel Yunes.

Ni el PRI ni Yunes están marcando la agenda electoral de Veracruz. En un gobierno tan corto, Yunes tiene que sobrevivir a la inseguridad, a la deuda pública y a la corrupción heredada. Como estamos en año electoral, existen extraños compañeros de cama. Comenta Andrés Manuel sobre la detención de Flavino Ríos Alvarado: “Eso es pura faramalla, ustedes saben que Yunes acaba de apoyar para que sea candidato del PAN a presidente municipal de Pánuco al que fue contralor de Duarte.

“¿Qué es eso? hay un acuerdo entre Peña, Chong y Yunes, pues ahora agarran a un chivo expiatorio, al que fue gobernador interino, al que lo van a tener que dejar libre porque lo acusan de delitos menores de encubrimiento, como si no supieran Peña, Chong y Yunes cómo se fugó Duarte, si ellos mismo dejaron que se fugara”.

El dirigente del PRI, Enrique Ochoa, acusó: “La exigencia ciudadana de castigo a la corrupción en Veracruz es una máxima que no puede ser desvirtuada con una venganza política. Exigimos al Gobierno de Yunes aclarar la acusación y detención de Flavino Ríos. Que se castigue a los responsables sin violar la ley”.

¿Qué significa la “venganza”? Enrique Ochoa no lo explica, lo único legible es que perder Veracruz y el Estado de México es un escenario del cual difícilmente los priistas se podrán levantar para el 2018. A nivel país, López Obrador apuesta a su defensa de los migrantes mexicanos y usar electoralmente a Donald Trump, por eso su visita a Nueva York acompañado por el empresario Alfonso Romo. En Veracruz se confronta con Yunes para hacer crecer a sus candidatos municipales. En el Estado de México realiza una intensa campaña para diluir a Josefina Vázquez Mota y desplazar al tercer puesto a Alfredo del Mazo teniendo a Delfina Gómez sólo como una extensión, como prótesis política.

Mientras las alianzas entre Los Pinos y los partidos políticos (PAN, PRD, PRI) no se concreten, la desbandada dejará de ser percepción y se convertirá en realidad para fortalecer a Morena. Y, en efecto, un Duarte prófugo en nada favorece al presidente Enrique Peña Nieto.

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios