Vieja Ciudad de Hierro

Luis Alberto Morales Castillo

luiscastillo35@gmail.com

Vivimos en la época del ser exactos, en la época donde cada ciudad representa la época “moderna” – y no con mencionar sólo a las ciudades, excluyo al ámbito rural, de hecho podemos observar menos fronteras entre un lugar y otro – esas ciudades de hierro que nos aprisionan de cierta manera con el trabajo que implica tiempo y el consumo que implica dinero pero que dentro de los estándares de modernidad implica consumir lo de moda para poder ser competitivos, volvernos entes consumistas aunque algunas veces el consumo se vuelve una excentricidad.

Hoy en día en México hay temas en la mesa trascendentales para la vida política, económica y social del país que en aras del progreso desean volvernos un país moderno, existen cuestiones históricas que nos aquejan desde el inicio de esta nación, la corrupción por un lado – alguien debe recordar los cañonazos de 50 mil pesos que el General Álvaro Obregón otorgaba a todo aquel que se tratara de oponer a una orden- la entrada del sistema neoliberal en los años 80 por el otro, solo por mencionar un par.

Hay ríos de tinta que se desbordan en los diarios nacionales y extranjeros por la venta del petróleo mexicano, quiero decir por la nueva reforma energética – para ojos de algunos da igual- “haiga sido como haiga sido”  la reforma se encuentra aprobada en lo general y así mismo esta reforma promete y promete como cada inicio de sexenio y cada cambio importante en el país: bienestar social, crecimiento económico, empleos, mejores sistemas de salud y de educación, MENOS POBREZA,  “competitividad”, “modernidad”; En próximos años miraremos si existen realmente esos beneficios para los mexicanos o se quedara en promesas tal cual en los años noventa con la privatización de TELMEX y de Ferrocarriles nacionales, sin embargo hasta ahora no observamos donde está el crecimiento, lo que sí observamos es que Carlos Slim dueño de TELMEX ocupa el tercer puesto de los ricos más ricos según la revista Forbes, encima de eso 9 mexicanos más acaparan el 16% del producto interno bruto lo que equivale en su fortuna: 132 mil 900 millones de dólares, ¿Donde estamos parados? los ricos muy ricos en México y más de 60 millones de la población vive en pobreza extrema y pobreza dicen por ahí regular ¿acaso en eso radica la modernidad, o acaso la modernidad busca que nosotros solamente consumamos bastante para volver ricos a los ricos?

Pero sigue la mata dando con el sistema neoliberal y la corrupción en todos los niveles de nuestro país (político, económico y social) pongámonos a pensar sobre la situación que se avecina, existen muchos escenarios para ello, estas cuatro reformas aprobadas (reforma laboral, educativa, energética, y hacendaria) durante apenas un año y meses del gobierno de Enrique Peña Nieto, estoy seguro que afectaran gravemente el bolsillo de los más de 126 millones de personas que habitan este país- claro a esos milloncitos de personas debemos restarles  10 individuos.

¡Hasta la próxima semana! habrá mucho de que platicar, ya que en esta primera entrega dejamos muchos temas dignos de buenos debates y análisis que nos lleven a pensar de mejor manera el entorno donde vivimos y sobre todo a repensar nuestras propias acciones en esta ciudad de hierro, pienso que con ese pequeño ejercicio podemos plantear posibles soluciones para no permitir tantos golpes que el sistema nos da día con día.

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios