Uso del automóvil: principal factor de contingencia ambiental

21-05-2019

Según datos del del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), los principales productores de CO2 en orden descendente en un cálculo basado en un viaje de 15 km son: camionetas 4×4 con 1 persona 9 kg de CO2, Sedan con una persona 6 kg, moto 3.13 kg, auto híbrido 2.7 kg, auto eléctrico 1kg, autobús de pasajeros con 40 personas 0.5 kg, metro 0.24 kg, bicicleta eléctrica 0.19 kg y bicicleta 0 kg.
Con estos indicadores, es fácil deducir que las respuestas a la contingencia climática por parte del gobierno, en los diferentes estados de la república así como en el Estado de México no están pormenorizando la situación y trata de reducir la problemática a recomendaciones que la ciudadanía puede o no acatar.
Si los principales productores de CO2 son los autos particulares, el gobierno tendría que reducir sustancialmente la producción de automóviles y no sólo dejar de usarlos, recomendación que traslada la solución a la individualidad de la población.
Es cierto que los incendios recientes en CDMX y el Valle de Toluca han sido los detonantes de la contingencia, pero los siniestros sólo fueron la gota que colmó el vaso ya que el parque vehicular ha aumentado al doble en poco más de una década; creció a una tasa anual del 5.3 por ciento, situación que trata de explicarse con la explosión demográfica que aumentó con una tasa del 1.5 por ciento. No hay más vehículos de combustión porque haya más gente, tenemos más autos porque el mercado ha logrado acelerar su producción de vehículos; según un cálculo hecho en 2016, hay más de 1.2 billones de automóviles en el planeta, esto se traduce a un crecimiento del 70.5 por ciento de los 700 millones que existían en 2004.
México tuvo una producción de 3,565,469 millones de vehículos en 2015, la industria automotriz produce carros para un 15 por ciento de la población mundial, en México esta producción se consagró con la apertura del Tratado de Libre comercio, situación que explica el problema del incremento de CO2 en un ecosistema limitado porque las ciudades no tienen más espacio para los vehículos, se hace necesaria una regularización que limite la adquisición de automóviles y su uso.
La ideología de mercado, ha implementado un estatus sobre la propiedad de un automóvil, por eso los gobiernos y la industria automotriz han impuesto formas de vida basadas en la motorización urbana de ciudades construidas en base a autopistas o el shopping fuera del centro de la ciudad por ejemplo.
La ciudadanía se encuentra en un laberinto, si el uso de bicicletas o caminar simplemente en la ciudad para dejar de producir CO2, ya no es factible por la contingencia ambiental, ¿qué opciones quedan para ayudar a reducir las emisiones de dióxido de carbono? Es importante recalcar que quienes más están siendo afectados por la contingencia son los usuarios de bicicleta ubicados en el sector obrero. Para ellos no es una opción tomarse el día o usar transporte público por sus escasos recursos para transportarse al trabajo.
Sí el 93 por ciento de las emisiones de CO2 se debe al transporte privado en el Valle de Toluca, regular la producción y adquisición de un automóvil sería la tarea principal del gobierno para dar la solución a un problema que nos está superando.

Comenta esta publicación

Comentarios