Un algo que no se debe olvidar

Tania Hernández Ramírez

“Sí hubo genocidio, por el dolor pedimos cárcel y justicia”…Marcha contra el genocidio en Guatemala

Elena Poniatowska nació el 19 de mayo de 1932 en París, ha sido nombrada la Princesa Roja o de las izquierdas mexicanas, por su familia y diferentes críticos, ya que desciende de la realeza polaca. Su tía fue la poeta Guadalupe Amor. Llegó a vivir a  la ciudad de México cuando tenía diez años como refugiada de la segunda Guerra Mundial y con las muchachas que hacían el aseo en su casa aprendió a hablar español. No cursó periodismo en ninguna universidad, sin embargo, “gracias a las amistad que cultivó su madre con la alta sociedad mexicana, obtuvo su primer empleo en Excélsior y luego en Novedades, en el suplemento de Fernando Benítez, México en la Cultura. Todos se preguntaban quién era esa joven reportera, con nombre de bailarina rusa, que despepitaba a diestra y siniestra. “¿Ahora qué va a decir esta bárbara?”, decían. También fue becaria del Centro Mexicano de Escritores y publicó a inicios de los cincuenta su novela “Lilus Kikus”. Se hizo famosa por sus diversas entrevistas a escritores e intelectuales de la época y se casó con el astrónomo mexicano Guillermo Haro. A principios de los sesenta la vida cotidiana de los sectores obreros comenzó a llamar su atención y dio un giro a su trabajo.

Durante el movimiento estudiantil de 1968, fue una espectadora ya que por esos días amamantaba a su hijo Felipe. Más tarde, durante el proceso de los presos políticos realizó un compendio de testimonios, el cual público con un poema de Rosario Castellanos “Memorial de Tlatelolco” y la corrección de estilo de José Emilio Pacheco. Bajo el  nombre de “La noche de Tlatelolco. Testimonios del movimiento estudiantil de 1968”. Dicha edición le acarreó críticas en su vida personal y de los mismos participantes, sin embargo, hizo que Elena se desarrollará como cronista de los oprimidos y reprimidos. En “Fuerte es el silencio” (1983), vuelve a retratar lo que le guerra sucia dejó. Elena Poniatowska pertenece a la generación de escritores que retrataron la otra cara de México, al igual que Carlos Montemayor, Gonzalo Martre, Roberto López Moreno, Leopoldo Ayala, entre otros. Es necesario hacer una revisión a la obra de dichos autores para comprender el presente de nuestro país. Se recomienda el documental “La revolución congelada” del argentino Raymundo Gleyzer, análisis del reparto agrario mexicano y crítica de la estructura priísta. También no se debe olvidar que en México el genocidio y desaparecidos de los años 70, 80, 90, al igual que los desaparecidos del sexenio de Felipe Calderón y los que van de este siguen sin justicia… Feliz Cumpleaños a Ali Pacheco.

 Referencias: Guillermo Sánchez Cervantes, “Poniatowska la princesa roja”, http://www.gatopardo.com/ReportajesGP.php?R=107&pagina=5

 

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios