Tipo de cambio alto, ¿riesgo o ventaja?

Iván Quiroz López-Fuentes

 

Hablar de tipo de cambio alto es análogo a caminar sobre una fina cuchilla. ¿Por qué? La respuesta es muy simple. Se debe de especificar un período de tiempo sobre el cual se mantendrá este tipo de cambio. Tipo de cambio se refiere al valor de la moneda nacional frente a la moneda extranjera, y en el caso de México este está fijado por la demanda internacional de nuestra moneda (tipo de cambio flotante o flexible), lo que significa que el tipo de cambio para el peso mexicano está en función de cuan atractiva sea nuestra moneda para el resto del mundo.

Dadas las circunstancias actuales que vive el tipo de cambio en México es necesario preguntarse si un tipo de cambio alto es un riesgo o es un panorama de oportunidades para México. Para las circunstancias dadas del país, donde vivimos desde hace al menos tres años con un déficit comercial (mayores importaciones que exportaciones), el ingreso nacional se ve reducido pues en el comercio internacional (en su mayoría fijado en dólares) se ven notables perdidas, dado que se pierde poder ante el dólar y cuesta más comprar bienes negociados en dólares. Pero hablando del ahorro de las personas, este muchas veces se puede ver beneficiado, dado que aquellos que decidieron ahorrar en moneda extranjera o también llamados ahorros extranjeros, se ven beneficiados rápidamente por el aumento en el valor de sus ahorros y puede traer consecuencias positivas como un aumento en el consumo de bienes a los que no se tenía acceso hasta antes de alcanzar un tipo de cambio alto.

Si continuamos con el panorama de mediano a largo plazo (de 1 a 5 años) se podría llegar a un efecto contraccionista en la economía nacional, pues dado el bajo poder adquisitivo de la gente y el gobierno, la demanda nacional de bienes (el gasto de la gente y el gobierno en consumo diario) tenderá a disminuir, con ello disminuirían las importaciones y con ello el crecimiento del país, lo que se podría apreciar como un efecto negativo de un tipo de cambio alto.

Pero si regresamos al panorama de corto plazo (menor a un año) se puede notar que la competitividad en exportaciones tiende a aumentar, pues es más atractivo dentro del comercio internacional comprar más barato y en mayor volumen, cosa que pasa con México en este momento y puede aumentar los ingresos del país dado el aumento de las exportaciones. Si hablamos del rubro de las remesas que son parte fundamental de la economía del país, se nota un gran aumento dado un tipo de cambio alto, en las condiciones de vida de la gente que recibe las remesas y en su poder adquisitivo y en general el sector exportador y obrero de la economía se ve beneficiado por un tipo de cambio alto en un periodo de tiempo de hasta un año.

Así que como conclusión ¿es una ventaja o una desventaja el tipo de cambio alto para México? La respuesta depende del tiempo que dure un tipo de cambio alto en el país, pues en el corto plazo es benéfico y saludable para resarcir algunos déficits, pero si este efecto perdura, se llegará a una reducción del crecimiento del país y esto se verá traducido en peores condiciones de vida resultado del tipo de cambio.

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios