Un mundo ingobernable; desbordado por los crímenes del odio

6 julio, 2016 admin 0

A veces el mundo parece ingobernable, a pesar de tanta letra impresa crecida de buenas intenciones, pero lo cierto es que no pasamos capítulo para ejercer la ética de las responsabilidades. El compromiso de un buen gobernante no consiste en poner orden únicamente, tiene que moverle el amor a la ciudadanía sobre todo lo demás.