Sistema político secreto

Gerardo Garrido

@JerryGarrix

El sistema político mexicano se ha ido reformando con el paso del tiempo. En el año de 1946 los legisladores otorgaron la centralización a la fuerza partidista dominante para que obtuviese un control sobre las otras. Con el paso del tiempo, las fuerzas menores han ido aumentado su poder consiguiendo más simpatizantes, lo que ha llevado a una competencia entre fuerzas políticas.

      La  pugna partidista se da a finales de la década de los ochentas, donde se habló de un fraude para que el PRI continuara en el poder bajo el mando de Carlos Salinas. Fue así como se creó el IFE, que funciona como una institución electoral democrática neutral (ahora INE) que pretende dar legalidad a las elecciones. Después de Salinas llegó Zedillo al poder. Posteriormente siguió una ruptura en la tendencia política nacional que ha sido llamada como la única elección verdaderamente democrática. Ahora dominó el partido de ultraderecha, el PAN, dejando muy por debajo al anterior partido dominante y al PRD, gestado dos administraciones atrás. El PAN estaba alcanzando fuerza política en México como el partido de oposición, al igual que lo hizo en las elecciones siguientes con Felipe Calderón y en las elecciones del 2012, cuando el PRI regresó al poder.

      No sólo se ganan las elecciones con el voto popular por una bonita campaña que está detrás. Se habla de sociedades secretas, logias, que ponen a una persona en la silla presidencial.

     La independencia mexicana fue impulsada por miembros de sociedades secretas, no precisamente masónicos (ritos escocés y York). Más bien fue por nuevas órdenes políticas como la Gran Legión del Águila Negra, los Novenarios y los Guadalupes.

      El primer presidente de México fue José Miguel Ramón Fernández y Félix, quien fue mejor conocido como Guadalupe Victoria, nombre que adoptó como un claro código para que los miembros supieran que la sociedad de los Guadalupe salió victoriosa.

     Mencionada sociedad se formó alrededor de 1811 por gente influyente, abogados, eclesiásticos, nobles, etc. No tenían reuniones comúnmente y por ello no se conocían entre todos los miembros; eso derivó en la elaboración de un nombre código que sirvió como mensaje a los integrantes y para que identificaran al presidente como un miembro.

     Estas sociedades se forman con un fin político, para transmitir ideas e ideales a la sociedad en general. No cualquier persona puede entrar a un grupo masón pues deben cumplir ciertas características.

      Antonio Velasco, abogado de profesión y escritor, presenta una obra titulada “El círculo negro”, la cual aborda el tema de las logias. El círculo negro es una de ellas, mostrándola como una entrevista a un político mexicano, y para mantener la ficción no redacta ningún nombre. Describe cómo funciona dicha sociedad y la democracia en México. Este autor nos da una idea del poder político, económico y social que las logias tienen en un país para así seguir dirigiendo el Estado.

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios