Panorama Sombrío

Tania Hernández Ramírez

“Esto va a continuar aunque sin ti, sin mi”… Santa Sabina, en Ajusco Nevado

El español Miguel de Unamuno nos dice que “todos los que vivimos principalmente de la lectura y en la lectura, no podemos separar de los personajes poéticos o novelescos a los históricos. […] Todo es para nosotros libro, lectura; podemos hablar del Libro de la Historia, del Libro de la Naturaleza, del Libro del Universo. Somos bíblicos. Y podemos decir que en el principio fue el Libro. O la Historia. Porque la Historia comienza con el Libro y no con la Palabra, y antes de la Historia, del Libro, no había conciencia, no había espejo, no había nada. La prehistoria es la inconciencia, es la nada”.

Han pasado dos décadas desde la muerte de Luis Donaldo Colosio Murrieta, el entonces candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), declaró días previos a su asesinato que veía a un México con sed de justicia. Detrás del crimen, existía una nación con sus indígenas dispuestos a luchar por lo suyo, el narcotráfico operaba sin pena ni gloria y se perpetraba la privatización de la comunicación mexicana. A un veintitrés de marzo del dos mil catorce el panorama nacional es devastador, estamos en un momento de deshumanización, de inseguridad disfrazada por pactos para el beneficio de unos pocos. Hace veinte años diferentes generaciones fueron fiel testigo de un crimen a la nación, las reminiscencias siguen haciendo un eco atroz.

Para el próximo número se entregará la conclusión para “Entender el presente”.

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios