México Bárbaro

El uso de drogas ilegales y su relación directa con la violencia ha sido uno de los temas más  delicados para la sociedad mexicana en los últimos años. Actualmente el narcotráfico representa una de las causas principales de los altos índices delictivos y de violencia en el país.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, declaró en 2013 un número aproximado de 70 mil muertos a consecuencia del narcotráfico. Además, se estima que cerca de 26 mil personas están desaparecidas en el país, producto de actos violentos relacionados al crimen organizado. Otros datos informan que entre el 1 de diciembre de 2012 y el 31 de julio de 2013, sucedieron en el país por lo menos 13 mil 775 ejecuciones relacionadas con el crimen organizado.

Sobre la marihuana, la droga ilegal de mayor uso entre los mexicanos, según algunas cifras de la encuesta nacional de adicciones 2013, en México, el 1.4% de la población de 12 a 65 años aceptaba su consumo. Ello representa aproximadamente un millón 300 mil consumidores, equivalente a la población total de Quintana Roo. De acuerdo a esta misma encuesta, el consumo de drogas ilegales y médicas en la población ha ido en aumento respecto a 2008.  A diferencia de los usos y beneficios del consumo del cannabis, la Fundación por un Mundo Libre de Drogas (FMLD), señala que el humo de la marihuana contiene alrededor de 70% más de sustancias causantes de cáncer que el humo del  tabaco. Hablar de la legalización de la marihuana es hablar también de un colapso en el sistema médico. Se asegura que el 90% de la población no tiene contacto con las drogas, por lo cual un efecto contrario dejaría imposibilitado al sistema de salud. Por otra parte se cree erróneamente que la legalización de la marihuana tendría efectos positivos sobre los altos índices criminales, pero la producción de esta droga representa solo del 25 al 30% de los ingresos para los carteles de la droga.

Respecto a los datos, se sabe que la marihuana ocupa el primer lugar de consumo entre la población, seguida de la cocaína y drogas compuestas e inhalables.  La violencia relacionada con la producción y el consumo de drogas ha sumergido a México en una severa crisis de seguridad, pues ha alcanzado niveles extraordinarios en los últimos años.

Reducir el consumo de drogas en México es claramente un factor importante para el decremento de las cifras (personas muertas) sin embargo otra variante que afecta radicalmente es la constante demanda de EUA. Otros datos podrían reducir aún más las posibilidades de una solución, pues el narcotráfico no solo se relaciona con las drogas sino con otro tipo de actividades delictivas, como el tráfico de personas, los secuestros y el robo.

Entidades como Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Chihuahua ocupan los primeros lugares en violencia. El número de asesinatos a periodistas es de los más altos en el mundo. Las estructuras de justicia se han visto corrompidas al igual que los funcionarios públicos por la ley de plata o el plomo; la corrupción abarca hoy todos los estratos de la sociedad. El problema parece recrudecerse aún más pues no existen estrategias claras. La sociedad mexicana está en crisis.

 

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios