Mayo del 2000

Ali Pacheco

Mayo del 2000

Llevo muchos años dentro de los medios de comunicación, tengo 24 y en algunos meses llegaré al cuarto de siglo. Desde muy pequeño y durante muchos años repartí periódicos en el centro de Taxco, también durante ese tiempo le llevé todos los domingos un paquete de 50 Foros a Don Raúl Domínguez, en su bohemio y antiguo puesto de periódicos ubicado sobre la calle del Arco, a un costado de la Parroquia de Santa. Don Raúl me entregaba las cuentas y los ejemplares no vendidos, de allí comencé a obtener mis primeros y propios ingresos.

Conozco muy bien la labor del periodismo, los riesgos y beneficios. Cuando comencé a estudiar la licenciatura en historia, muchos amigos cercanos a la familia me preguntaban que porqué no había estudiado ciencias de la comunicación o periodismo. Decían “es lo que hacen en tu familia”. Nunca contesté su pregunta pero ellos hoy en día conocen la respuesta.

Conozco a toda la vieja guardia del periodismo taxqueño, algunos de los mejores que yo conocí ya han fallecido. Digo los mejores porque nunca vi que les haya temblado la pluma a Sergio Díaz Bustamante “El Charro” y Teófilo Arce Villa. Sé cómo se relaciona la prensa con el poder político. A muchos políticos les he escuchado decir una frase muy sonada: “no te pago para que me pegues”; y otros, quizás la mayoría, prefieren llevar la fiesta tranquila. Pero también hay quienes, sabedores de sus fracasos y sus equivocaciones se enfrentan, sin argumentos posibles, a los medios, llamándolos mentirosos y con muchos otros calificativos que prefiero no mencionar.

También me ha tocado ver que cuando no eres el dueño de tu medio y tus palabras incomodan al poder lo más seguro es que saldrás de ese medio. Yo creo que esa lección la aprendí en el 2000, el año en que todo cambiaría. Era mayo y el cambio electoral se sentía en el ambiente, nuestros padres, tíos, abuelos y vecinos sacarían dos meses después al PRI de los Pinos, poniendo fin a 70 años de un régimen que hasta el día de hoy no ha aceptado su fracaso y está volviendo a cometer los mismos errores.

Ese mayo caluroso, como casi siempre en Taxco, solía acompañar a mi padre a la radio. Él tenía un programa de noticias a las 6 p.m. llamado Guerrero en la notica en la radio de Bermeja, en esa época propiedad de Grupo Somer. Todos los días mi padre en los micrófonos mencionaba cuanto tiempo faltaba para la jornada electoral y siempre decía “Que el voto es libre y secreto” y “Vote por quien usted quiera”. En esa época decir eso al aire era incomodar al PRI, así que éste negoció un contrato de publicidad en el que se pactó la salida de ese locutor incomodo que llamaba al voto libre y secreto. En ese 2000 yo no lo entendía así. A mi memoria viene el haber llegado a la estación de radio, ver que llamaron a mi padre a las oficias de la dirección y minutos después éste saldría para decirme simplemente “vámonos a casa”. No entendí que pasaba, esperaba verlo en la cabina dando las noticias, en cambio al siguiente día y al siguiente no volvimos a subir a la estación.

Mi padre aprendió una lección muy importante ese día que me transmitió con el pasar de los años: “Hay que ser tu propio jefe”. Quince años después, el Foro es el mejor periódico de Taxco, el más influyente en el municipio, es reconocido en la capital, por los partidos políticos, gobernantes y empresarios. El Foro es, como dice  Arturo Pérez-Reverte en su artículo Sobre miedo, periodismo y libertad, “la prensa independiente que mantiene a raya a los malvados y garantiza el futuro de los hombres libres”.

Aprendí esta lección después de mayo del 2000, por ello no me suena extraño el despido de Carmen Aristegui de MVS, un conflicto entre particulares, que si bien no atenta contra la libertad de expresión, si contra los intereses de la periodista y que por supuesto beneficia a los dueños del poder político a quienes la periodista se había vuelto una piedrota en el zapato.

A Carmen le comento que así como Julio Scherer y otros fundaron Proceso después de salir de Excélsior, Aristegui y sus compañeros pueden fundar otro medio. Un medio independiente, plural y democrático y ahí nadie los despedirá.

Eso haría yo, no pelear y pedirle migajas a MVS y desde y con mi medio criticar y proponer.

 

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios