Marchan por la Ciencia (fotos)

En México, como lo documentó la revista Nature, la marcha alzó la voz contra los recortes que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) realizara a las becas de posgrado. Los participantes también externaron su preocupación con respecto a las nuevas relaciones entre el país y los Estados Unidos.

David Ledesma Feregrino

#MarchForScience #MarchaPorLaCiencia #MarchaPorLaCienciaMx

Toluca, México, 24-04-2017 [Homozapping]-. El pasado 22 se llevó a cabo la Marcha por la Ciencia en más de 600 ciudades del mundo. Al grito de consignas como “evidencia, no arrogancia”, la comunidad científica internacional se unió para protestar en contra del calentamiento global y de los recortes a los presupuestos de investigación. La marcha ocurrió en el marco del Día Internacional de la Madre Tierra y tuvo lugar, principalmente, en distintos puntos de Europa, América Latina y Australia.

Los organizadores calificaron esta marcha de política, pero apartidista. “La ciencia no es demócrata ni republicana, ni liberal ni conservadora. De hecho, las amenazas contra la ciencia se encuentran presentes en gobiernos de todo el mundo”, dice The Earth Day Network. La protesta fue un recordatorio de la necesidad de “mantener a nuestros líderes, tanto en ciencia como en política, responsables ante los más altos estándares de honestidad, justicia e integridad. El papel vital que juega la ciencia en nuestra democracia debe ser preservado”.

En Estados Unidos, las protestas se efectuaron principalmente en contra de las políticas de Donald Trump, quien presentara en marzo la propuesta de reducir 54 mil millones de dólares de distintos campos, entre ellos la investigación científica, para invertirlos en defensa nacional. Las instituciones más afectadas han sido los Institutos Nacionales de Salud y la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

La administración de Trump se ha caracterizado por demeritar las evidencias llamándolas fake news y por llamar al cambio climático un invento. Trump también pidió recientemente a la EPA que eliminara su página de cambio climático de su sitio web, afectando investigaciones de todo el mundo. Por otro lado, las políticas migratorias de la actual administración podrían también afectar la investigación científica en los Estados Unidos, impidiendo la entrada de académicos de otros países.

Las amenazas a la ciencia se encuentran presentes en todo el mundo. Como lo resaltara The Guardian, esta protesta se realizó en contra del “levantamiento de una era post-verdad y de sus amenazas para la academia”. Declaraciones como la de Trump han tenido sus secuelas en el Reino Unido, donde Michael Gove, miembro del parlamento dijo, a media campaña en favor del Brexit, que la gente había “tenido suficiente de los expertos”.

En México, como lo documentó la revista Nature, la marcha alzó la voz contra los recortes que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) realizara a las becas de posgrado. Los participantes también externaron su preocupación con respecto a las nuevas relaciones entre el país y los Estados Unidos.

Desde el Ángel de la Independencia hasta el Zócalo capitalino, organizaciones como la Asamblea Nacional de Estudiantes de Posgrado y colectivos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) se unieron a este movimiento internacional.

La Marcha por la Ciencia en la Ciudad de México realizó un conteo solidario por los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinpa.

“A veces ser una científica es mejor que ser una princesa”. La Marcha por la Ciencia también tuvo su enfoque anti-patriarcal.

C

Comenta esta publicación

Comentarios