La familia favorita de la televisión

Gerardo Garrido
@JerryGarrix
En el año de 1987 los Simpson aparecieron por vez primera en la televisión como un sketch de 2 minutos, en el programa de la comediante Tracey Ullman. Al tener aceptación del público y la aprobación del productor James Brooks, se convirtió en una serie televisiva, debutando en 1989 con gran nivel de audiencia.

Durante la década de los noventa la serie era preferida por casi todo tipo de público, por ello la revista Time la catalogó como la mejor serie del siglo XX y en toda su historia ha ganado 31 premios Emmy, 30 Annies, es la primer serie animada en ganar un premio Peabody y en el 2000 ganaron su estrella en el paseo de la fama. Han roto records de longevidad y con ello más capítulos al aire, superando a otras series animadas.

Los Simpson han sido criticados debido a su contenido de una familia disfuncional, pero no es este el mensaje que quiere dar Groening en esta serie. Matt fue educado en una universidad de cátedra liberal en Washington y pone en sus capítulos una sutil crítica a la vida cotidiana de una familia común estadounidense y a una sociedad que se ha autonombrado “la mejor nación del mundo”, satirizando a ex presidentes con una apariencia boba y retratando el rechazo a la forma en que han gobernado. De igual forma, e irónicamente también, han criticado a la cadena Fox que transmite la serie, como una empresa televisiva totalmente de derecha que reprime la verdad.

La religión es una de las principales temáticas. Aunque son una familia devota, dan al espectador un cuestionamiento sobre la mitología cristiana. En algunos episodios han mostrado su apoyo a teorías históricas aceptadas dando mayor peso a este discurso, si bien no hacen una clara desmitificación de la existencia de Dios, pues él ha hecho diversas apariciones en la serie, esto debido a que Groening es agnóstico ante la existencia de un ser divino.

En esta serie se incluye sátira social, comedia violenta, lenguaje vulgar, pero también valores familiares. Homero no sólo se restringe a estrangular a Bart; pasa tiempo con él haciendo tonterías, lo ayuda con algunas tareas escolares, le enseña cómo ganarse la vida; con Lisa, a pesar de no tener intereses en común, intenta relacionarse con ella; a menudo se olvida de Maggie, pero, a juzgar por ciertas acciones, pensaría que por ser la más pequeña es la consentida de papá. Homero es un fiel esposo, siempre quiere complacer a Marge, si hace algo mal busca como remediarlo para tener un matrimonio feliz. Esa imagen de familia disfuncional ya no existe, es una familia unida siempre apoyándose entre sí.

Los Simpson del siglo XX siguen siendo del agrado del público que creció en los noventas, al igual que de la generación del nuevo milenio, sin importar que en las últimas cinco temporadas el público ha hecho evidente su desagrado por la falta de ingenio que caracterizaba a la familia amarilla en sus inicios. Aun así, Homero Simpson y compañía siguen divirtiendo con sus ocurrencias al público en la mayoría del mundo, pues su diversidad étnica y cultural ha hecho que la serie sea transmitida en casi todo el globo.

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios