La Barranca contra el pecado de hybris

25-04-2018

Llega a Landó Foro este 28 de abril

Por Outis Polifemo

Bandas esenciales de la música mexicana para públicos selectos, sí las hay. Una analogía frecuente que platico a mis colegas en las charlas de café o en borracheras, es la de los caminos de cuatro bandas, la analogía en sí, es esta: “La Barranca es para Caifanes lo que King Crimson para Pink Floyd”, veré si me puedo explicar.

En tiempos del apogeo de los géneros progresivos y psicodélicos del rock, la vena dura estaba liderada por dos bandas inglesas: Pink Floyd y King Crimson.  La gran diferencia de estos dos monstruos, es que sus caminos fueron, por el lado de los Floyd, el del pecado de hybris[1] o exceso, ya por el mainstream o por su apodo genérico: La máquina de los ecos delirantes. De King Crimson sólo puedo decir esto: el rey carmesí es una manera de hacer las cosas; su líder, ese misterioso hombre sentado en la penumbra del escenario, orquestando mitos musicales, divididos en piezas de poderoso glamour y virtuosismo. En su larga trayectoria, Robert Fripp, no necesitó del escándalo mediático para ser reconocido.

Así, La Barranca, esa banda hermana de Caifanes, ha sabido caminar por esa penumbra frippeana sin que el exceso de publicidad rompa su frónesis[2] o mesura. Desde su primer disco, El Fuego de la Noche, sus letras con referencias borgeanas, su sonido, su análisis del contexto  y el sincretismo con filosofías prehispánicas y orientales, dan, con gran merecido ese apelativo que recibiera por la crítica especializada allá por el 2003: El grupo más elegante del rock hecho en México.

De José Manuel Aguilera no hay mucho que decir, su técnica, voz y trayectoria se definen y defienden solas. Con el undécimo disco casi en la puerta de salida, Aguilera no hace más que confirmar la calidad de la música que compone. Discos como La rueda de los Tiempos o El Fluir, con un excelso trabajo de estudio y sobre todo, la calidad lírica de sus letras, denotan la sensibilidad que José Manuel tiene para componer.

La Barranca se presenta este sábado 28 de abril en el Landó Foro, para presentar su nuevo material disponible ya en iTunes, Lo eterno del que podemos disfrutar canciones como Konichiwa, Brecha o Cuervos, que contienen la esencia barranquera pero mejor, no hay como distinguir la madurez de un grupo que nació siendo ya  maduro. Dicho sea, nos vemos en la presentación de estos grandes músicos.

[1] La hibris (en griego antiguo ὕβρις hýbris) es un concepto griego que puede traducirse como ‘desmesura’. No hace referencia a un impulso irracional y desequilibrado, sino a un intento de transgresión de los límites impuestos por los dioses a los hombres mortales y terrenales.

[2] En la Ética a Nicómaco, de Aristóteles, la frónesis (del griego: Φρόνησις, phronēsis) es la virtud del pensamiento moral, normalmente traducida como ‘sabiduría práctica’, a veces también como ‘prudencia’ (en cierto sentido se contrapone a la hibris o ‘desmesura’). Es más específicamente una forma de sabiduría relevante a las cosas prácticas, requiriendo una habilidad para discernir cómo o por qué actuar virtuosamente y fomentar la virtud en la práctica y la excelencia del carácter

Comenta esta publicación

Comentarios