Industria editorial mexicana creció por arriba de 35 por ciento

Entre 2000 y 2015 la industria editorial mexicana creció por arriba de 35 por ciento, afirmó en la Universidad Autónoma del Estado de México, el editor ejecutivo de Alfaguara, Ramón Córdoba, quien aseveró que “no creo que otra industria haya crecido tanto en el mismo periodo”.

Al participar en el Programa “Abril, mes de la lectura” de la UAEM, que este año cumple dos décadas promoviendo el hábito de la lectura entre los universitarios y la sociedad en general, sostuvo que durante los 40 años que tiene laborando en la industria editorial, ha visto crecer la plantilla de empleados. “Cada vez somos más y lo que comenzó siendo una pequeña línea de negocio ahora es toda una división que se ha ampliado y diversificando”.

Al dictar la Conferencia “Verdades y mitos en torno al oficio de escritor y su valor de mercado”, destacó que en promedio, a Alfaguara llegan tres propuestas de novelas por día, es decir, suman más de mil al año; sin embargo, apuntó, durante 2015 sólo se evaluaron para su publicación entre 360 y 380 y de ellas, fueron publicadas menos de 10 por ciento.

            El autor de las novelas Ardores que matan (de ganas)  y Cada perro tiene su día señaló que los editores le apuestan a la publicación de una propuesta literaria porque confían que la obra tiene poder, tiene cosas que decir y las dice bien, es decir, tiene calidad.

            En el Auditorio “Dr. José Blanco Regueira” de la Facultad de Humanidades, indicó que una novela que puede considerarse exitosa en México vende alrededor de cinco mil ejemplares, muy poco, en comparación con los 400 mil que vendió Cincuenta sombras de Grey.

Ante estudiantes y académicos, aseguró que hay autores mexicanos que tienen ya un público cautivo, por lo cual la gente los sigue, los busca y los quiere leer: Elena Poniatowska, Enrique Serna, Ignacio Solares, José Agustín, Francisco Martín Moreno, Jorge Volpi y Carlos Cuauhtémoc Sánchez, entre otros.

El principal editor de una de las mayores leyendas literarias que ha tenido México y Latinoamericana, La silla del Águila, de Carlos Fuentes, refirió que un autor cobra apenas 10 por ciento sobre el precio de venta al público de su libro.

Por ejemplo, detalló, Cincuenta sombras de Grey vendió en México, por cada volumen, medio millón de ejemplares, es decir, que de cada uno de los volúmenes, la autora E.L. James ganó un millón de dólares o 17 millones de pesos.

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios