Incongruencias

Tania Hernández Ramírez

Los Juegos Paralímpicos de Invierno se inauguraron el viernes 7 con una asistencia de alrededor de 40 mil personas, tuvo música clásica rusa, ballet y acrobacias circenses, envueltos en efectos pirotécnicos que imitaban el vuelo del Pájaro de Fuego de Stravinski, que simboliza el espíritu ruso. Fue paradójico mirar el espectáculo encaminado a la paz cuando en días pasados tropas rusas invadieron el occidente de Ucrania.

Por otro lado en septiembre de 1971 se celebró en Ávandaro, Estado de México el Festival de Rock y Ruedas en el que participaron diferentes bandas de rock mexicano de esos tiempos. El festival de tres días fue satanizado al igual que el rock mexicano y la juventud asistente de esos días. Tal parece que para el gobierno actual del Dr. Eruviel Ávila las diferentes manifestaciones musicales siguen siendo un problema, hasta el cierre de esta edición no se ha resuelto si se llevará acabo el Hell and Heaven, en la Feria del Caballo de Texcoco el próximo 15 y 16 de marzo. Si bien para el evento se esperaba la asistencia de 80 mil personas por día, con las intervenciones de grupos como; Kiss, Guns n’ Roses, Rob Zombie, Korn y Twisted Sisters, entre otros  y  la participación de más de mil 500 elementos, tanto de seguridad privada, seguridad municipal, estatal y federal. Sorpresivamente el jueves 6 se canceló el evento por falta de seguridad y se ignoró la organización interna del municipio, denotando que el Estado de México ocupa el primer lugar en inseguridad ciudadana y feminicidios a propósito del día internacional de la mujer. Jenaro Villamil dijo al respecto en twitter: Es increíble gobierno de @EruvieIAvila: cancela por “seguridad” concierto #HellAndHeaven y calla ante ola de narcoejecuciones. Que tal.

Las palabras de Delfina Gómez, alcaldesa de Texcoco han quedado en el aire: “Debemos ser tolerantes, porque el ser rockero, no implica ser drogadicto, o ser causante de problemas. Estos jóvenes, son gente que tiene su estilo, tiene su forma de presentarse, pero dentro de todo tiene valores y más que nada tiene sus propias reglas”. Lo anterior nos lleva a deducir que el Estado de México sigue somnoliento.

 

 

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios