Ella solo quería desnudarse: sesiones de dibujo del RPEV y Maker Space

Por Outis Polifemo

“Descubrí  en ella la cachonda tortura de mirarla en brazos de otro hombre, lo promovimos sin imaginarnos las consecuencias, que modo de entrar al paraíso, por la puerta grande que es la del dolor más atroz. Eso se lo debo a ella, algo sin lo cual no  sería quien soy” Eusebio Ruvalcaba.

La mujer está triste y quiere desnudarse, tiene entre la espalda y su pecho, el corazón roto. Cabellos caen sobre su dolor, no se siente en el mundo. Quién eres tú que me dibujas?-, se pregunta.  Carcomido hasta el último instante, su amor es para todos. Cuando viene a casa no se baña ni se lava nada, es una manera de no comprometerse, sin dejar huellas de su dolor, no se siente expuesta ni con ganas de olvidarlo todo.

La mujer, les explico, tiene una forma de olvidarlo todo, se planta en medio de la galería, un Refugio para ella. Hoy le dan el tiempo para estar expuesta, al día siguiente ella lo dará. Emergencias dicen ellos, emergencias  visuales. Hay que representarlo todo, esta comedia absurda. Asisto a ella como el arlequín pide sus monedas en la plaza pública, cobrar por exponer mi dolor, igual que ella.

Desnúdate, esta transparencia tuya no vale nada, siempre que dejas pasar las cosas, miras sin mirar. Los ojos del Drink and Draw son tuyos, todos son de ti y para ti. Pero hay una pregunta: ¿quién eres? Dejas pasar la muchedumbre y seleccionas,  la ayuda es sobre tu cuerpo recostado ahora y antes que desaparezcas. Déjame esta nube que es tu estela de sito. Todo se está yendo lentamente a la mierda.

Estas son las sesiones de dibujo del Refugio Para Emergencias Visuales (RPEV) y el Maker Spacace, asisto a ellas como el historiador que documenta tu muerte.  Como el hombre que te dibuja en la mente mientras hablas o te callas. Solemne, en la interminable noche de tu vida, haces que se represente todo. Tú, maligna del corazón errante.

 

RPEV: 101 Avenida de la Independencia, Toluca de Lerdo.

Maker Space: Silviano Enriquez 107, Toluca de Lerdo.

Comenta esta publicación

Comentarios