El pulso de la república y ¿los “milenials” de Toluca?

Carlos Osiris Gil Zúñiga

Las generaciones de la época del romanticismo, pasando evidentemente por los hippies de los años sesentas e incluso la generación “X” de los noventas, todas ellas han tenido sus peculiaridades que buscan definir a las hordas de jóvenes que se identifican o se insertan por añadidura temporal, en hacer un cambio en la realidad socio-política que les ha tocado vivir, aunque el resultado generalmente resulte paulatino.

      Los ahora llamados Milenials aún están en un proceso de definirse históricamente, sin embargo existen elementos únicos que esta generación está viviendo, como todo lo enmarcado por el dios del siglo XXI que permite el acceso ilimitado a la información: INTERNET. Pero ¿existirán cambios socio-políticos a consecuencia de estas mentes jóvenes en México? A continuación un ejemplo, pero no una conclusión, al menos no una que sea volátil, acelerada y poco esperanzadora.

      Si algún padre despistado desea un ejemplo claro de lo que pretende definir este texto, sin duda lo invitaría a mirar en Youtube “El pulso de la república”. Los creadores de este canal visitaron el martes pasado las instalaciones de la UAEMéx en el marco de la “1º Feria Internacional del Libro de Toluca”.

      Me ha tocado vislumbrar pocos eventos universitarios que hayan tenido una concurrencia tal como la que se presenció el martes pasado. Más de 600 personas escuchando dos horas y media de un muy bien logrado humor. Los “youtubers” Chumel Torres y Durden realizan estas conferencias a lo largo de la república para invitar o motivar a los jóvenes a no seguir los caminos tradicionales para lograr un objetivo, los invitan a soñar, a utilizar las armas con las que ninguna otra generación contó, a integrarse como sociedad y atreverse a pensar en un cambio profundo.

      Las risas e interacción de los asistentes, jóvenes en su mayoría, invitaban a deleitarse en la esperanza, lucían motivados, atentos, despiertos. Al finalizar y preguntar sobre la opinión y aprendizaje de la conferencia la constante fue “me agrado, me siento motivado, tengo un proyecto personal, yo también he sido discriminado”, tal y como lo expresó la estudiante de contaduría Lumi Rojas, quien pertenece a una ONG.

      Pero cuando se observa la situación de la ciudad de Toluca, deplorada, con aspecto de abandono, el desapego de los universitarios con su alma mater, la veneración a la violencia, espacios públicos vacíos, desperdicio de los recursos y programas, el letargo de la juventud mexicana, y otros tantos aspectos que usted lector podrá numerar a partir de su vivencia, se concluye que es poco creíble la motivación observada el pasado martes en tantas personas, que la motivación no concuerda con una generación definida por el letargo. En los sesentas había jóvenes antagonistas como los hippies, pero seguían valores familiares o cívicos; la juventud de ahora luce vacía, dejando que las cosas sucedan y los arrastre con el resultado: al final pues YOLO!

      Se han señalado muchos culpables, sin embargo, debemos entender que estamos inmersos en un proceso histórico que sin duda está siendo definido por el neoliberalismo, pero está enmarcado y es consecuencia de muchos factores.

      Y esto es una clave para nosotros. En cuanto entendamos nuestro contexto tendremos el poder de actuar, veremos el verdadero poder que poseemos como primera generación que cuenta con el internet, tenemos la llave pero no la estamos utilizando sino siendo utilizados por ella.

      Felicito a “Chumel” y Duarte por su programa y conferencias. Sientan satisfacción pues al menos lograron motivar a una mente, el escritor de estas líneas, a intentar lo mismo que ustedes por medio de Imagina Periódico: mover mínimo a uno. Jóvenes del Valle de Toluca: solo su ciudad y sus comunidades, solo la población y su gobierno, todo a través del tiempo, dirán si podrán llamarse a sí mismos Milenials o quedar en el letargo.

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios