Día mundial de la buena y la peor alimentación

Gerardo Garrido

@JerryGarrix

 El 16 de octubre de 1945 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) determinó que ese día fuera el Día Mundial de la Alimentación, para concientizar a la gente de todo el mundo sobre la importancia de los alimentos en nuestro cuerpo. Esto ante la preocupación por ver que en los países en desarrollo morían alrededor de 800 personas debido a que no tenían el alimento suficiente para poder subsistir. 

      A mediados de los ochentas del siglo veinte, London  Greenpeace y otras organizaciones decidieron crear el Día Mundial Anti McDonald’s. Eligieron precisamente el 16 de octubre para hacerle ver al mundo que la comida que ofrece esta empresa como “nutritiva” no lo es. No contiene ni fibras ni vitaminas.

 

      En los noventas dos niños ingleses se intoxicaron debido a una hamburguesa que consumieron; dos niñas estadounidenses, una de 14 y la otra de 19 años de edad pesaban 77 kg y 123 kg respectivamente, demandaron a la empresa de comida rápida protestando que era la culpable de su obesidad. McDonalds se defendió diciendo que la gente sabe que la comida no es sana y las jóvenes no pueden culpar a la empresa de sus problemas de salud y de obesidad.

      McDonald’s no es una empresa dedicada solamente a la venta de las hamburguesas, también tienen cultivos y ganado. El maíz es cultivado en tierras de países del tercer mundo, donde la gente muere de hambre y es explotada para poder cultivar y cuidar el ganado que hacen crecer más rápido para matarlos y empacar la carne. El cultivo, generalmente de maíz, también lo hace crecer con químicos que dañan la tierra, la dejan infértil, impidiendo que algo pueda volver a crecer.

 

      En “la gran M” los empleados generalmente son menores de edad, porque la paga es menor, no están asegurados y tampoco tienen prestaciones. Las horas laborales son de medio día, cambiando de turno, pero aun así el trabajo es pesado y no hay mucha gente laborando.

 

      Algunas personas defienden ésta empresa argumentando que proporciona empleo para los jóvenes que solamente quieren ganar un poco de dinero. Pero estos empleos son a costa de una expansión interminable de la empresa de comida rápida más grande del mundo, envenenando niños. Los alientan a consumir la comida chatarra con sus comerciales de televisión, y sus fundaciones que ayudan a niños de pocos recursos a tener educación. Quitan más de lo que dan.

 

 

      Actualmente hay grupos en varias partes del mundo activos en contra de estas cadenas de comida rápida. Es tiempo de hacer conciencia y tratar de cuidarnos, y cuidar sobre todo a nuestros niños alimentándolos sanamente. Consumiendo en cualquier franquicia de este tipo se apoya a la destrucción de nuestro medio ambiente. No sólo el día mundial de la alimentación, sino todo el año hay que comer saludable y hacer ejercicio.

Presídium encabezado por el M. en D. Braulio Antonio Álvarez Jasso, Presidente constitucional de Toluca, la Lic. Margarita Sandra Saldaña Garnica, Directora de Medio Ambiente y Servicios Públicos, y  el Profesor Francisco  Mejía Alonso, Titular del Centro de Educación Ambiental Toluca.

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios