¿Celebrar o no el Día de la Mujer?

08-03-2019

Hoy en la mañana desperté preguntándome qué hacer mañana 8 de marzo cuando mis tías, mi abuelita y muchos amigos me manden imágenes donde me feliciten por ser mujer o donde me deseen un feliz día de la mujer, solamente. Cada año es lo mismo y yo sigo con la misma disyuntiva. ¿Debería enojarme y tratar de hacerles ver lo poco que sé sobre las mujeres trabajadoras del siglo XVIII? ¿Debería simplemente agradecer con un emoji seco? O ¿Debería vivir el presente, agradecer efusivamente las felicitaciones y entrar en todo ese juego de celebrar en lugar de conmemorar?

Para resolver esta disyuntiva, les voy a ser honesta, tuve que empezar a leer un poco. Primero me fui a Wikipedia, el cual arrojaba el título del día como “El Día Internacional de la Mujer Trabajadora” que, parece, evolucionó a “El Día Internacional de la Mujer” y, para los más prácticos, “Día de la mujer”, a partir de su institucionalización a diferentes niveles.

Ahí encontré la primera clave para resolver, al menos, mi dilema ético: se trata de un día institucionalizado por la ONU, lo cual para mí significa que, al final del día, me estoy adhiriendo, de alguna manera, a los caminos conmemorativos propuestos por esta institución. Suena muy fuerte, ¿no?

Como se me venía otro dilema encima (el de si quería conmemorar un día institucionalizado por la ONU) opté por buscar un poco en mi discurso identitario: ¿me identifico con la ONU? ¿con sus preceptos, ideales y acciones? La verdad es que sí (y aquí cualquiera que no comparta la idea, buscará otros caminos de interpretación de este día). Antes que seguir algún –ismo me identifico como defensora de los Derechos Humanos. Ya lo tenía resuelto.

De ahí siguió entrar a la página oficial de la ONU y, antes de leer cualquier otra pestaña, revisé el apartado de “¿Para qué sirven los Días Internacionales?” La respuesta resalta a todas luces los derechos y las responsabilidades que conlleva ser ciudadanos del mundo y de un país:

Sensibilizar, concienciar, llamar la atención, señalar que existe un problema sin resolver, un asunto importante y pendiente en las sociedades para que, a través de esa sensibilización, los gobiernos y los estados actúen y tomen medidas o para que los ciudadanos así lo exijan a sus representantes. (ONU:2016).

A continuación, debía entrar a la pestaña sobre el El Día Internacional de la Mujer (http://www.un.org/es/events/womensday/) y encontré muchas maneras de unirme a esta celebración. Sí, la ONU invita más que a conmemorar, a celebrar (ya puedo mandar tranquila emojis más festivos de vuelta a mis amigos y familiares) y nos dice:

El Día Internacional de la Mujer es un buen momento para reflexionar acerca de los avances logrados, pedir más cambios y celebrar la valentía y la determinación de las mujeres de a pie que han jugado un papel clave en la historia de sus países y comunidades. (ONU:2019).

Es decir, para la ONU, todos, como ciudadanos participamos tanto en la reflexión como en la exigencia hacia nuestros representantes en temas de equidad.   

Aunque cada continente, cada país, cada estado y cada localidad enfrentan sus propios retos en relación con este tema, hay temas de emergencia que obligan a pensar en retos mundiales para este 2019, la ONU los enlista así:

  • Velar por que todas las niñas y todos los niños terminen los ciclos de la enseñanza primaria y secundaria, que ha de ser gratuita, equitativa y de calidad y producir resultados escolares pertinentes y eficaces.
  • Procurar que todas las niñas y todos los niños tengan acceso a servicios de atención y desarrollo en la primera infancia y a una enseñanza preescolar de calidad, a fin de que estén preparados para la enseñanza primaria.
  • Poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en todo el mundo.
  • Eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación.
  • Eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado y la mutilación genital femenina. (ONU:2019).

Esto es, nuestra celebración fáctica está en la repercusión de nuestras acciones en alguno de estos objetivos (y otros más que podamos incluir personalmente, por supuesto).

La página de la ONU dedicada a este día contempla también una pestaña de antecedentes, los cuales dan luz únicamente desde 1909 (evidentemente, si tu visión sigue algún –ismo, tu interpretación de este día te va a llevar mucho más atrás). Además, puedes encontrar los mensajes oficiales correspondientes a la celebración de este año, así como una pestaña en la que hallarás diferentes recursos para esta celebración.

Específicamente, resalta el texto “12 maneras de celebrar el Día Internacional de la Mujer”, en donde se enumeran los siguientes puntos:

1. Ceder la responsabilidad editorial a las mujeres

2. Compartir experiencias

3. Difundir el mensaje

4. Llevar el tema a las universidades

5. Realizar programas acerca del tema

6. Organizar debates

7. Brindar medios de expresión a la comunidad

8. Entrevistar a personalidades del mundo de los medios de comunicación

9. Divulgar videoclips y clips sonoros

10. Promover las publicaciones de la UNESCO

11. Adherirse a la Comisión Nacional de la UNESCO de su país

12. Celebrar el día con los organismos locales de prensa

La lista es variada y busca que ‘se haga ruido’ en diferentes espacios y de diferentes maneras. Sin embargo, lo que más sobresale en la lectura general de las propuestas es que, en todos los casos, se propone tomar acción. Colaborar en la sensibilización de los problemas, de nuevo: locales, nacionales, continentales y mundiales, sobre lo que señala, António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas:

En este Día Internacional de la Mujer, asegurémonos de que las mujeres y las niñas contribuyen a configurar las políticas, los servicios y las infraestructuras que afectan a la vida de todos. Apoyemos a las mujeres y a las niñas que están derribando barreras para crear un mundo mejor para toda la humanidad (ONU, 2019).

Evidentemente, esta lectura constituye únicamente una interpretación de esta fecha, la oficialista. Hay muchas más y corresponde a cada ser humano tomar la responsabilidad de buscar la propia, según sus propios dilemas, historias de vida y discursos identitarios. Lo único que te puedo asegurar es que, probablemente, cualquier lectura, y el simple hecho de pertenecer a un país adscrito a la Organización de la Naciones Unidas, te exigirá tomar mayor acción ante los conflictos de género que se te presenten, ¿llevarás hasta ahí tu celebración?

Comenta esta publicación

Comentarios

This entry was posted in Taxco.