BREXIT un desplome económico global

Iván Quiroz López-Fuentes

El pasado 23 de junio se llevaron a cabo las votaciones para conocer si los ciudadanos del Reino Unido estaban de acuerdo en continuar perteneciendo a la Unión Europea o votaban por la medida de comenzar un proceso de alrededor de dos años que los llevaría a separarse del bloque. Con un 52% de votos a favor de la salida de la Unión Europea, el denominado BREXIT es ya un hecho histórico, pues nunca ningún país había sido voluntario a separarse de la UE por votación popular. ¿Qué viene ahora? Tal parece que la incertidumbre tenía a los mercados en un estado de tensión, el cual se rompió un día después cuando se dieron a conocer los resultados del referéndum y que generó diferentes caídas y dinámicas en los mercados cambiarios como en los mercados financieros. ¿Es riesgosa para el mundo esta decisión popular y de política interna del Reino Unido? La respuesta es un rotundo sí, pues con el estado de inestabilidad que justo ahora presentan los mercados internacionales ante la incertidumbre de la salida de Reino Unido, es muy probable que las materias primas se encarezcan, esto debido a que también se verán afectadas las relaciones comerciales del Reino Unido con el resto del bloque europeo y también es probable que los niveles inflacionarios aumenten y tengan mayores impactos en los países en vías de desarrollo.

¿Cómo se ve afectada la UE? Justo ahora se ve un escenario nada alentador para el euro-bloque, pues dentro del futuro cercano puede haber disputas sobre la permanencia de algunos otros miembros del bloque y sobre los acuerdos de política exterior que se tendrán que tomar para con Reino Unido, pero estas modificaciones tenderán a ser internas para cada país como en conjunto para los países como miembros del bloque, lo que generará desajustes en los sistemas económicos de cada país, así como ya hubo desajustes en los sistemas financieros a nivel global.

¿Qué se avecina? Para el panorama global general, se puede esperar un periodo de turbulencias y desaceleración de todas las economías, habiendo casos particulares como la de Japón que ha logrado registrar beneficios de esta situación, pero es preciso decir que viene una etapa de indecisión y de fuertes desequilibrios para la economía global, pues aunado a esto, las futuras elecciones en Estados Unidos solo pueden llegar a terminar lo que BREXIT inició o darle un giro al desalentador panorama económico que este suceso pinta para por lo menos dos años de ajustes económicos y políticos a nivel global, y sobre todo en materia de política exterior y comercial que tendrán que tomar no solo los países del bloque europeo, si no todos los del orbe; esperando que esto pueda ser una oportunidad para la economía mexicana y que logre ver la alternativa para el sector comercial y pueda aprovecharla. Si no es de esta manera y no se toman medidas más allá de los ajustes en la política fiscal, México seguirá caminando por un terreno donde es débil  y donde sufre caídas, para demostrar que a pesar del tiempo no nos consolidamos como un sistema económico estable.

 

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios