Automovilismo: más de un siglo de velocidad

Gerardo Garrido

@JerryGarrix

El automovilismo es uno de los deportes más vistos en todo el mundo, es un deporte altamente competitivo y de gran desgaste físico para los pilotos.

Durante la segunda mitad del siglo XVIII, Joseph Cugnot creó un carro impulsado por vapor. Un siglo después los autos mejoraron notablemente, se les adecuó un motor impulsado por gasolina. Pasaron de ser un apoyo en el campo a ser un medio de transporte eficaz, al igual que se convirtieron en un pasatiempo para la gente más acaudalada de finales del siglo XIX.

Para el año de 1887, en Francia, los automóviles eran cada vez más veloces. El 28 de abril se organizó la primera carrera de París a Versalles. Esta carrera sería el inicio de la pasión por los autos y la velocidad.

Como es sabido, para la mencionada época en México gobernaba Porfirio Díaz, quien tenía aprecio y gusto por la cultura francesa y el automovilismo era parte de ella. No tardó en llegar a nuestra nación y para 1903 en el hipódromo de Peralvillo se llevó a cabo la primera carrera de autos en México. El automovilismo mexicano comenzó a crecer a la par del fútbol. Dos deportes con un probable antecedente en el mundo antiguo: el automovilismo desde la fundación de Roma y el fútbol con el juego de pelota maya.

El automovilismo es un deporte que genera mucho dinero y debido a ello la inversión debe ser grande; por ésta razón y por el inicio de la Revolución mexicana, las carreras tuvieron que cesar en el país, aunque en algunos sitios se llegaron a realizar eventos automovilísticos y carreras.

Después de la Segunda Guerra Mundial volvió a resurgir el automovilismo mexicano, y en 1950 se celebró la primera carrera Panamericana para la inauguración del tramo mexicano de la carretera que conecta a todo el continente. México empezó a ser parte del automovilismo mundial.

Entre 1963 y 1970 el autódromo de México fue parte de la Fórmula 1, principal competencia mundial de carreras de autos, donde participó Pedro Rodríguez. Su hermano Ricardo no logró llegar a esta categoría, pues falleció en dicho circuito en 1962.

Debido a un accidente, la federación de automovilismo decidió sacar a México como sede, regresándole su categoría de 1986 a 1992. Después de 23 años la máxima categoría de las carreras de autos llega nuevamente al circuito de los Hermanos Rodríguez. Al igual que en los sesenta, un representante mexicano corre con gran expectativa. En aquella época Pedro; en esta ocasión, y aunque aún le falta carrera deportiva, Sergio Pérez se perfila no sólo como un ídolo mexicano sino también como un piloto internacional a seguir, y ahora que tiene la oportunidad de correr en su propio país será un rival a vencer.

El gusto por los motores y la velocidad cada día crece más. México es un país que ha dado grandes atletas, prácticamente en todos los deportes. En automovilismo los ya mencionados Rodríguez, Adrián Fernández, los hermanos Pérez, Sergio en F1 y Toño en Nascar Nation Wide de Estados Unidos, Memo Rojas, etc.

El próximo 1 de noviembre la F1 regresa a México, espera generar una gran audiencia, que es prácticamente seguro, para que vuelva a ser tomado en cuenta por la FIA (Federación Internacional del Automóvil) como sede de dicha categoría, pues ver pilotos como Hamilton, Vettel y Fernando Alonso correr en autos monoplaza no es algo común en nuestro país.

 

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios