Autodefensas ¿Efímeras, históricas o verdaderas?

Por: JA Navarro

Es fácil esta semana, puesto que todo se ha llenado de la situación que se vive en el estado de Michoacán, con la cuestión de las Autodefensas o Policías comunitarias. Han tomado por su cuenta la seguridad y resguardo de sus pueblos, de su gente. Recuperado territorio y confianza, detectado y detenido a criminales, inclusive, han logrado hacer parte de su lucha a ciertos gobernantes comunitarios, del mismo partido del gobierno represor, a ser parte de su lucha.

Es por todos conocido que el gobierno federal no resguarda al pueblo, ni a sus garantías individuales, antes bien se encarga de sobreproteger y apoyar a la clase política más alta y sin duda alguna a la delincuencia organizada, que en casos muy concretos se trata del narcotráfico como en Michoacán. Ese mismo gobierno que prometió seguir combatiendo la delincuencia y prometía un México más en paz. Es por eso que gente que es el pueblo, y que es lamentable decirlo, pero fueron quienes eligieron a ese gobierno, ahora se levanta en armas en busca de justicia, seguridad y defensa de las garantías individuales.

No voy a meterme en materia de las autodefensas, suficiente información hay conocida y repetida una y otra vez, en noticiarios, radiodifusoras, periódico y blogs. Inclusive en las redes sociales. Todos estos se han encargado de la difusión necesaria a la lucha, algunos malversando la información y otros con información muy precisa en cuanto a lo que se requiere informar. Lo que si he querido decir es un poco en cuanto lo que se pudiera lograr con esto. Es cierto que el gobierno quiera convertir esto en una lucha del pueblo contra el gobierno, para así justificar todas las muertes y atrocidades que pudieran darse y que justamente es la manera tradicional del partido de lograr los resultados que a ellos les conviene. Está de más decirlo quizá, pero es cierto y es por eso que se debiera de manejar esto con más cuidado, se han acelerado los avances y logros y se ha creado una atmosfera de triunfalismo innecesario. No se ha logrado nada aun, esto apenas comienza.

Seguramente el gobierno está planeando una estrategia, para contrarrestar el poder que están logrando las autodefensas. Cortinas de humo, masacres, infiltraciones, coyunturas, acuerdos o poder para los delincuentes. Lo que este no comprende es que la lucha no es contra ellos, es con ellos. Sin embargo ese no es el punto más preocupante. Más bien es dentro de las mismas autodefensas, ahí es donde quizá puedan desencadenarse las luchas más grandes y así las más importantes. Pasó con ciertos movimientos del pueblo, como el famoso y mal tratado movimiento de “yo soy 132”. La clase social más común en el país, encabeza estos movimientos, pero es esa misma clase de personas quienes se encarga de disolverlos. Hasta el momento todo marcha tranquilo, con líderes comunes y comunitarios que han sabido manejar a la gente de buena manera. Sin embargo y por la misma cultura del mexicano comienzan las discrepancias, eh inconformidades. Es cuando la clase política, cual paracito, aprovecha para lograr la ruptura de la lucha.

Espero que no pase, que la lucha continúe de frente, paralela al pueblo y sin pirámides absurdas. Sin líderes políticos, sino con líderes del pueblo. Es una cuestión complicada, sobretodo viendo los finales históricos de estas luchas. Quizá es un poco pesimista decirlo, pero siempre pasa, son efímeras y se disuelven tan rápido como comenzaron. En el otro extremo del pensamiento pienso que si esto no se vuelve una guerra civil, que involucre cada una de las partes del país, no va a logra nada. Pero hay que seguir pendientes, sin ignorar lo que pasa, si no el pendiente de incluirse a la lucha. Esperemos que esto logre hacer de México un país más seguro, con garantías para el pueblo más marginado y pobre, un país incluyente, pero sobre todo un país con un gobierno, sino temeroso del pueblo, si con las consideraciones justas para ellos.

___Todo nuestro contenido es libre de compartir___

Comenta esta publicación

Comentarios