AMLO y Trump

25-07-2018

En días pasados

Por Ali Pacheco

En política no hay coincidencias, la política es el arte de tejer relaciones y administrar el poder. Todos hacemos política.

Cuando Trump mencionó que conocía a AMLO y que, le había asegurado, que algún día el tabasqueño sería presidente, ‘el gringo’ mentía. No creo que Trump alguna vez le haya dicho eso a Andrés en persona. Lo dijo para llamar la atención de la prensa y del equipo de transición del ‘Peje’.

Sin embargo, desde ese momento se vislumbró, lo que pocos esperaban, una relación de cordialidad y diálogo abierto entre el presidente Trump y el presidente electo de México, López Obrador, esto es engañoso porque el magnate neoyorquino es un artista de lo impredecible.

Como dos enamorados de la vieja escuela, ambas figuras políticas comenzaron a cartearse, exponiendo cada uno sus puntos en migración, TLC y la lucha en contra del tráfico de drogas. El mundo ha mirado con asombro, la forma en que Trump ha llevado las relaciones con Corea del Norte y Rusia, difíciles escollos para antiguas administraciones estadounidenses. En México, muchos se quedaron con la boca abierta ante los dichos de Trump sobre el tabasqueño.

Trump, es un populista con un discurso xenófobo y antisistema, Andrés Manuel un nacionalista y antisistema, nadie como Trump y AMLO supieron entender el hartazgo con el status quo de Estados Unidos y México.

No hubo ‘chiripazo’ en que estas dos figuras ostentarán el poder de la región desde diciembre y hasta 2020 o quizás al 2024 si Trump logrará la reelección.

¿Qué precipitó el acercamiento de Trump? Tengo 3 razones.

1.- La aplastante victoria de López Obrador, los más de 30 millones de votos que logró AMLO le dan holgada legitimidad. Al ser una alta votación, el país mostró unidad, no como en 1847 durante la Guerra México-EUA, cuando el país sucumbió a la invasión por sus luchas internas y además que esta elección no derivó en una larga y desgaste lucha electoral.

2.- La aprobación del tabasqueño, AMLO a diferencia de Peña Nieto no caminaría solo ante un posible enfrentamiento verbal con Trump-AMLO. Trump supo capitalizar la desaprobación de EPN con los mexicanos, prácticamente cada grosería lanzada al pueblo mexicano era un batacazo al presidente Peña quien fue culpado por una pasividad aparente, aunque Peña hubiera elevado el tono en las relaciones, el casi 80% de mexicanos que desaprueban su gestión, no le hubiera creído lo que decía. Con AMLO se espera una reacción diferente y Trump lo sabe.

3. El TLC ya no lo niega, el poderoso vecino del norte nos necesita, al entrar en guerra económica con China y la Unión Europea y ponerles aranceles necesita de su mejor aliado México y proveedor de materias primas para enfrentarse al gigante asiático y a sus antiguos socios del viejo continente.

Toda esta luna de miel durará hasta que Trump observe un poco de debilidad en Andrés Manuel y el pueblo mexicano.

Punto y Aparte.

El próximo 28 de septiembre celebraremos 11 años de Imagina Periódico.

* Texto libre para su reproducción.

*Ilustración de JabazMoreno.

Comenta esta publicación

Comentarios