AMLO, Peña, Calderón o Fox, ¿quién movió más en sus elecciones?

10-07-2018

Betsy Fabiola Castillo Ríos

“Andrés Manuel arrasó en las elecciones”, “nunca se vio tanta gente votando”, “la fila era enorme”, “tarde más de dos horas en votar”, estas son algunas de las frases que escuché el pasado primero de julio tras ejercer mi derecho. Sin embargo, cuando las repliqué en una charla con amigos, algunos de ellos insistían en que no estaban seguros de que hubiera habido más gente votando este 2018 que en el año 2000 con Fox. Sus incrédulas memorias a largo plazo sembraron en mí la semilla de la duda, por ello me di a la tarea de revisar las páginas de internet de los últimos cuatro PREPs, es decir, revisé los datos proporcionados por el INE/IFE de las elecciones de los últimos cuatro presidentes: Obrador, Peña, Calderón y Fox, y escribí este texto amateur con la finalidad no solo de empoderar a seguidores de uno u otro presidente, sino también para recuperar la vieja práctica de recurrir a fuentes oficiales. Les comparto mis hallazgos.

Lo primero que saltó a mi vista es el enorme avance del INE en cuanto a la interfaz, el diseño y datos proporcionados, ¡bravo por eso! Lo correspondiente a Obrador y Peña fue muy sencillo de recuperar, no así con Calderón y Fox, en cuyos casos tuve que indagar en documentos añejos de la institución electoral así como realizar sumas tan básicas como las del total de votos registrados.

¿Qué datos fueron los que busqué? Mis objetivos eran claros, yo quería saber en cuál de las elecciones había habido más participación ciudadana, cuál de los presidentes había obtenido un porcentaje más alto de votos y cuántos mexicanos habían decidido realmente quién sería el nuevo presidente. Para tales cometidos recopilé seis datos en los cuatro casos: el porcentaje total de actas contabilizadas, el número de habitantes en México según el INEGI, el número de mexicanos considerados en la lista nominal, el total de votos registrados, el total de votos registrados para el presidente electo y la participación ciudadana reportada por el INE/IFE.

Parto comentando que el mayor número de actas contabilizadas se dio en la elección de Enrique Peña Nieto (98.95%), después en la de Felipe Calderón Hinojosa (98.45%), seguido de Andrés Manuel López Obrador (93.56%) y, finalmente, Vicente Fox Quesada (93%), por lo que los datos contemplados aquí, y en el mismo PREP, no responden sino a tales porcentajes de partida.

En cuanto a mi primer cuestionamiento, el de ¿en cuáles elecciones hubo más participación? El INE señala que este dato es obtenido con base en la lista nominal de las actas contabilizadas y no con base en el número total de mexicanos considerados en la lista nominal, como yo lo creía en un primer momento. De tal suerte que bajo tal criterio se reconoce que hubo mayor población participando en la elección de Vicente Fox Quesada (64%), luego con Andrés Manuel López Obrador (63.44%), después con Enrique Peña Nieto (63.14%) y finalmente, con Felipe Calderón Hinojosa (58.90%).

Si tomáramos como base el dato de la lista nominal, los resultados cambiarían un poco: en primer lugar se conserva con mayor porcentaje de participación la elección del presidente Vicente Fox (60.16%), seguido de Enrique Peña Nieto (63.14%) y Calderón (53.74%), para encontrar, finalmente, a Andrés Manuel López Obrador (51.04%)[1].

Mi segundo cuestionamiento, el de ¿cuál de los presidentes obtuvo un porcentaje más alto de votos? Fue respondido a partir de los datos del total de votos ejercidos y el total de votos registrados para los presidentes electos. De esta manera, encontré que el presidente con el porcentaje más alto de votos fue Andrés Manuel López Obrador (52.96%), seguido de Vicente Fox (42.71%), Peña Nieto (38.15%) y  Felipe Calderón (36.38%)[2].

Mi último cuestionamiento, el de ¿cuántos mexicanos decidieron quién sería el nuevo presidente? Resulta más complicado de responder debido a la diversidad de cuestionamientos que me surgieron de un solo dato: el de población, aportado por el INEGI[3], los cuales seguramente pueden ser respondidos con un análisis más detallado que por el momento me es imposible realizar, por lo que el resultado que ofrezco es una estimación muy austera basada únicamente en los datos de población reportados por el INEGI, el dato de la lista nominal, los votos totales registrados y los votos registrados para cada presidente electo.

De tal suerte que para esta elección, la de 2018, corresponde pensar en un México con aproximadamente 123.5 millones de habitantes, en las que 89,250,881 fueron convocados a votar, y de los cuales solo 45,557,790 asistieron y únicamente 24,127,451 mexicanos decidieron quién sería el nuevo presidente, es decir, el 19.61% de la población.

En el caso de las elecciones celebradas en 2012, se consideran aproximadamente 120.8 millones de habitantes, de los cuales 77,738,494 fueron convocados, cuya asistencia fue de 49,087,446 y únicamente 18, 727,398 ejercieron su voto a favor de Enrique Peña Nieto, es decir, un 15.60% de la población.

En la elección de Felipe Calderón, en 2006, se considera una población de más o menos 108,409,388 habitantes, de los cuales aparecieron en lista nominal 71,730,868, de los cuales votaron 38,549,351 y 14,027,214 lo coronaron como presidente electo, es decir, el 12.93% de la población.

Finalmente, en el año 2000, la población reportada era de 100,896,000 habitantes aproximadamente, mientras que los convocados para votar fueron 58,782,737, de los cuales se contabilizaron 35,365,894 votos y cuya victoria a Fox fue atribuida por la obtención de 15,104,164 votos a favor, es decir, por la participación del 14.97% de la población.

Los resultados de mi indagación arrojarían que a pesar de que la elección con mayor participación ciudadana fue la realizada en el año 2000 (60.16%-63.14%), en la que Vicente Fox fue electo como presidente, el que fue elegido por un mayor porcentaje de votantes (52.96%) y pobladores mexicanos (19.61%) fue Andrés Manuel López Obrador. Además, indicarían la necesidad de aumentar la participación ciudadana en los procesos electorales, ya que se encuentra apenas por encima del 50%.

Si bien estos datos resultan muy generales y propicios a ser revisados de manera detallada, es necesario reconocer la importancia de desarrollar sistemas que nos permitan conocer tales resultados, así como la posibilidad de realizar comparaciones con eventos anteriores, ya que esto nos da luz acerca de la participación mexicana en los procesos democráticos y nos ayuda a obtener información verídica, lo que se traduce en confianza en las instituciones y en una clara afrenta a las fake news, pan de cada día de los electores.

[1] Los datos considerados fueron:

Candidato Lista nominal Votos ejercidos
Andrés Manuel López Obrador (2018) 89,250,881 45,557,790
Enrique Peña Nieto (2012) 77,738,494 49,087,446
Felipe Calderón Hinojosa (2006) 71,730,868 38,549,351
Vicente Fox Quesada (2000) 58,782,737 35,365,894

 

[2] Los datos considerados fueron:

Candidato Votos ejercidos Votos registrados para el presidente
Andrés Manuel López Obrador (2018) 45,557,790 24,127,451
Enrique Peña Nieto (2012) 49,087,446 18,727,398
Felipe Calderón Hinojosa (2006) 38,549,351 14,027,214
Vicente Fox Quesada (2000) 35,365,894 15,104,164

 

 

[3] Por ejemplo, ¿el INEGI contempla en este número solo a los habitantes mexicanos o también a los extranjeros?, ¿en este dato se contemplan mexicanos viviendo en el extranjero?, etc.

 

 

Comenta esta publicación

Comentarios